Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 6 de octubre de 2016

Marruecos y las elecciones de la matemática parda

Guardar en Mis Noticias.

Desde Rabat, la hermosa capital política del país a orillas del caudaloso Bouregreg, se atisba el clima electoral con mayor perspectiva que en provincias. Estas elecciones son algo más que reñidas: fundamentalmente bipolares, se desarrollan en un ambiente malsano y enrarecido en el que los dos contendientes favoritos, Benkirán por el PJD y El Omari por el PAM, se están enfrentando en una lucha feroz y sin cuartel en la que está en juego, ni más ni menos, que un modelo de sociedad.

 

En cuanto a las declaraciones de campaña, veámoslas hoy desde el PJD: si en Tetuán a este escribano del limes el alcalde de la ciudad, Mohamed Idaomar, le garantizaba, cómo no, que el PJD acatará “como demócratas que somos” los resultados electorales, días atrás desde Tarudant un encendido Benkirán advertía a su entregada tribu que si estas elecciones no le permiten una mayoría confortable siéndole difícil buscar alianzas imposibles (sic), “entonces me volveré al pueblo para que él diga su última palabra”. Claro que Benki ha dicho más cosas: mientras que en declaraciones al corresponsal de la Agencia Efe, Javier Otazu, se definía “modernista” y “garante de las libertades individuales en Marruecos” (¡olé!), el pasado martes en Tánger advertía a sus entregados fieles que “si no gano las elecciones, dimitiré”. Yo no lo veo un órdago: es un doble aviso y un mensaje subliminar. Veremos hoy jueves por donde nos sale y a ver qué dice en el último mitin electoral en su circunscripción, la populosa Salé. Ya les cuento.

 

Con todo, el problema después del día 7 no será haber ganado, si no formar gobierno y si no que se lo cuenten en España a Mariano. Doy por descontado que gane el PJD (¿90 diputados?), seguido muy de cerca por el PAM.

 

Parece claro que a Benkirán le apoyarán los ex comunistas del PPS (¿20 diputados?), aunque para lograr la mayoría absoluta en el Parlamento de 395 escaños “Bendogán”, como ya le llaman va a tener que buscar pactos pero, ¿con quién del variado espectro político, siempre de referencia islámica…? No lo va a tener fácil. Y si en dos meses, que pasan “volaos”, los islamistas parlamentarios del PJD no se hacen con el gobierno, según la ley electoral la alternativa le corresponde entonces al segundo partido ganador. Porque el principal escollo y de fondo del PJD, es que su digamos “proyecto de sociedad” está en abierta contradicción con el que el Rey Mohamed VI tiene para su país. Ese es el drama del PJD y no otro, por mucho que insufle moderación a su discurso e intente teñirse con pintura majzeniana. Como apunta el refranero, “Aunque la mona se vista de seda, mona se queda”.

 

Por lo demás, estos días en los corrillos de Rabat no dejan de comentarse, con inquietud, dos serios y violentos incidentes perpetrados el pasado lunes por las huestes de simpatizantes del partido de la Lámpara contra dos agentes de la autoridad, habiendo sido detenidos dos miembros del mismo: en Berkane, al nordeste del país, el agente herido fue evacuado al hospital provincial mientras que en Kenitra el jefe de la circunscripción de Saknia fue gravísimamente malherido al intentar impedir una concentración electoral ilegal del PJD, siendo transportado con urgencia, en estado comatoso, al hospital militar de Rabat. Mal rollo. En cuanto a la famosa “matemática parda” aplicada a las ecuaciones electorales post día 7, qué les voy a decir: ya sé que en principio 2 + 2 son 4, pero quizás por estos lares pues no. Y como dice el popular refrán, “Si vives en Marruecos no te extrañes de nada”. Pues eso.

 

Haya salud.

 

Visto.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados