Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 13 de octubre de 2016

Yihadismo desde Urueña

Guardar en Mis Noticias.

No se alarmen. No ha ocurrido nada, salvo un cálido encuentro en la cargada y sugerente librería Primera Página del Urueña medieval, por tierras de la castellana Valladolid. En ruta hacia el refugio norteño, mis dos buenos amigos y compañeros de fatigas Fidel Raso y Tamara Crespo, el primero por cierto recientemente galardonado con el Premio Internacional de Periodismo “Cátedra Manuel Leguineche”, me han montado el martes 11 en su colorista y abigarrada librería, una charla seguida de un animado coloquio sobre yihadismo, el auge del islamismo, la primavera árabe y esas menudencias, ya saben, tras la que por las centenarias calles de la localidad (su castillo es del siglo XI) nos trasladamos a degustar el excelente vino y sabroso queso de la tierra. En las formas y en el fondo, otra temática diferente si bien no deja de haber algunos puntos colaterales, con la conferencia (aun pendiente de reseñarles) que, organizada por la Embajada de España y el Instituto Cervantes y bajo el título “Ceuta y Melilla, fronteras sur de Europa”, impartí el 20 de agosto a un nutrido auditorio entre los que figuraban varios diplomáticos americanos. Un detalle sobre la marcha: ¿saben que en la capital sueca se han infiltrado unos 1.300 menores marroquíes, una especie de “MENA” a la sueca….? Ya les contaré, ya, así como de ciertos barrios minados por el islamismo. Claro que Estocolmo no ha sido invadida, ¡sí, invadida en toda regla!, como Ceuta y Melilla, pero nunca se sabe.

 

En Urueña y arropado por la librería Primera Página, especializada en periodismo, fotografía y viajes, expliqué primero como es habitual en mis intervenciones los términos islam, islámico e islamismo, señalando que el islam es mucho más que una religión dándose una estrecha colusión entre ésta y la política, comentar la amplia diversidad de creencias apenas cimentadas por unas cuantas verdades absolutas y, desde luego, advertir que en ninguna de las dos grandes corrientes (sunna y shía, así como en el histórico jariyismo) la yihad entendida como esfuerzo bélico o guerra, forma parte alguna de los 5 Pilares del Islam, ya saben: la shahada o profesión de fe (no hay más Dios que Dios y Mahoma es el Profeta de Dios), los 5 rezos del día, el ayuno de Ramadán, la zajak o limosna y la peregrinación a La Meca, obligatoria solo para quien puede permitírsela. También hice hincapié en el extremado carácter social y comunitario de la religión islámica, que aun a día de hoy le cuesta y mucho separar lo individual de lo colectivo.

 

Por lo demás y para quitarme problemas de encima, asumí y di por buenas las explicaciones que da Tariq Ramadán (el intelectual nieto de Hassan El Banna, el famoso fundador en Egipto de la poderosa secta islamista de los Hermanos Musulmanes, con bastantes seguidores por cierto en Ceuta, siempre Ciudad Querida) en su manual “Le génie de l´Islam” (Iniciación a sus fundamentos, espiritualidad e historia, París 2016) en particular sobre la Yihad, matizando la Gran Yihad (personal) de la Pequeña Yihad (colectiva), separando las pautas ortodoxas de la guerra para el Islam de las últimas aberraciones de DAESH o Estado Islámico.

 

Y sobre todo el gran problema que tenemos porque si, por un lado, los musulmanes son numéricamente las primeras víctimas, sus ejecutores son también ciertamente musulmanes. Es decir, ambas interpretaciones siguen la shahada y los pilares del Islam. De ahí que por mi parte prefiera (y aconseje) el concepto yihaterrorismo o en su caso el de islamismo terrorista. Pues si bien el islamismo (una ideología política) no desemboca directamente en el yihaterrorismo, todos los yihaterroristas se han radicalizado previamente partiendo del islamismo. Finalmente, lo de siempre ya saben, lo que subyace tras el buen rollito: “Con vuestras leyes os conquistaremos y con nuestro Islam os someteremos”. ¿Eh, jais? Una percepción final: el buenismo es la antesala del fascismo. Que lo sepan.

 

Haya salud.

 

Visto.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados