Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Domingo, 4 de diciembre de 2016

Carlos de Vargas Machuca Cerveto (Ceuta) 1803-1879 (Madrid)

Guardar en Mis Noticias.

Nace en Ceuta un 8 de septiembre de 1803, ingresando como cadete menor de edad en 1808, con 5 años de edad, entre 1808 y 1815 con educadores, en 1816 lo encontramos como capitán de milicias provinciales en Ronda y Pontevedra. Entre 1816 y 1830 en servicios ordinarios año en que es graduado de teniente coronel de guarnición en la provincia de Segovia, en este año pasa a la Guardia Real 1,º de granaderos.

 

En 1827 es destinado al ejército de Observación del Tajo, a las órdenes del comandante en jefe el también ceutí D. Pedro Sarsfield, junto a Vargas encontramos también a otro ceutí don Isidro Alaix, recién llegado de la defensa del Callao, Perú. En 1830 sigue como capitán de infantería, graduado de teniente coronel de esta arma a las órdenes del capitán general de Galicia. En ese destino es ascendido a teniente coronel efectivo. Comienza la primera guerra carlista

 

INICIO DE LA GUERRA CARLISTA (PRIMERA GUERRA CARLISTA) 1833-1840
En agosto de 1834 Carlos Vargas se pasa al ejército carlista, tenía el grado de teniente coronel graduado de coronel. Había solicitado la licencia absoluta a la muerte de Fernando VII. En dicho ejército ingresa también el conde de Casa Eguía, este le nombraría jefe de su E.M. En este año interviene entre otros en los combates de Eraul, Aberzuza, Fuenmayor y Arrieta.

 

En 1835 intervino en los combates de Ormategui, Mendigorri y Puente de Larraga donde a la cabeza de la escolta de Zumalacárregui recibió una grave herida en el muslo por esta acción fue ascendido a coronel y se le impuso la cruz de San Fernando de 2,ª clase. Siendo nombrado segundo secretario de Zumalacárregui. Algo más tarde fue ascendido a brigadier.

 

En este 1835 el pretendiente al trono Carlos María Isidro, Carlos V, que había sido nombrado rey por el General Santos Ladrón en Tricio, La Rioja tras el manifiesto de Abrantes, ordena atacar Bilbao, aunque Zumalacárregui era contrario pues prefería atacar Vitoria. Al comienzo la operación parecía dar la razón, ya que camino de Bilbao las tropas carlistas vencen a las de Baldomero Espartero en el Puerto de a Descarga, debido a un reconocimiento que quiso hacer Zumalacárregui a las fortificaciones del enemigo, estando en un balcón una bala rebotada le hirió en la pierna. Vargas aún no curado de su herida y apoyado en dos muletas acompaña al herido por orden de este, llegando a Cegama el 24 de junio, debido a la gravedad de Zumalacárregui los doctores que le acompañaban le extrajeron la bala.

 

Zumalacárregui falleció a las once menos cuarto de la mañana de este mismo 24 de junio, en brazos de un sacerdote llamado Zabal y de su ayudante el brigadier Vargas.

 

Los dos ayudantes de Zumalacárregui Carlos Vargas y Arjona, les asistieron hasta el último momento y fueron nombrados por Carlos V para asistir al entierro y cerrar el ataúd con el sello real.

 

Entre 1835 y 1837 intervino Vargas en diversas batallas, en 1836 interviene en las acciones de Arbalán, por méritos de guerra le fue concedida la cruz y placas de San Fernando de 3,ª clase, de nuevo fue herido de un casco de granada en la cabeza en la acción de Ametzagaña, agosto de 1836. En 1837 en la acción de San Marcos nuevamente fue herido esta vez en el costado derecho, aunque siguió luchando. En este año se encarga de la construcción de las defensas de Andain, siendo propuesto para el ascenso a mariscal de campo, en Andoain cae nuevamente herido de bala en el brazo derecho.

 

En 1838 los generales Zaratiegui y Elio, contrarios a transigir con los liberales fueron procesados y su defensa estuvo a cargo de Madrazo el primero y Vargas del segundo debido a la valerosa defensa ambos fueron encarcelados, Carlos Vargas fue conducido a Elorrio, pasando luego a Mondragón, donde estuvo incomunicado seis meses, una vez en libertad en agosto de 1839 de nuevo fue detenido por orden de Maroto, con la indicación de que Vargas no fuese puesto en libertad, aunque lo ordenase don Carlos.

 

El 14 de septiembre salió Carlos María Isidro, Carlos V con gran cantidad de seguidores parte para su exilio a Francia, con ellos iba Carlos Vargas. Con la salida del pretendiente se acababa la primera guerra carlista.

 

Carlos Vargas permaneció 10 años, 3 meses y 16 días exiliado en Francia, durante su exilio escribió en Burdeos “Mémoires historiques militaires de L´armes basques-navairre.

 

Con fecha del 8 de octubre de 1849 se produce el real decreto de las personas acogidas a la última amnistía, entre los militares acogidos a esta encontramos a Carlos Vargas. En dicha amnistía se le garantizan los empleos y condecoraciones que poseían del ejército carlista.

 

A su regreso Carlos Vargas señala el empleo de mariscal de campo, pero al no existir documentación del mismo pasa con el grado de brigadier.

 

En 1850 contrae matrimonio en segundas nupcias con la señora Enriqueta Van Halen Lasquetty, de familia de importantes jefes militares de la época. Su primer matrimonio fue con doña María de la Candelaria Flores, de la que no hemos encontrado nada.

 

En este mismo año es destinado a la isla de Cuba a las órdenes del capitán general de la isla, como comandante general interino del Departamento Oriental de la Isla, hasta 1855 y de aquí a 1860 como gobernador civil en dicho departamento.

 

Durante sus diez años en Santiago de Cuba fue conocido como “el constructor” y considerado posteriormente como el mejor gobernador colonial que ha tenido el Departamento Oriental.

 

Con su gobierno se pusieron las primeras aceras a la ciudad de Santiago, mando edificar hospitales, cementerios, cuarteles, puso los primeros trenes de cercanías. Por no alargar el escrito resaltaremos un par de cosas que nos parecen interesantes, a continuación la primera, al final del escrito la segunda sobre el cuartel de Moncada ya que está relacionada con Fidel Castro, que ampliamos con motivo de su fallecimiento.

 

A la inauguración del Hospital Príncipe Alfonso, frente al cuartel arriba indicado. Carlos Vargas organizo unas maniobras militares, ya que él siempre pensó que los americanos se apoderarían de Cuba por Guantánamo. Estas maniobras se realizaron entre Santiago de Cuba y El Caney.

 

Estos movimientos los realizó Vargas pensando que se harían durante su mandato, los americanos la realizaron casi por los mismos lugares donde Vargas hizo las maniobras pero en 1898, treinta y siete años más tarde.

 

Actualmente aún en Santiago existe una calle Vargas en su honor, por otra parte, en su gobierno se construyó un faro en cabo Cruz, Granma, llamado de este nombre faro de cabo Cruz, pero que aún todos conocen como faro Vargas.

 

En 1861 fue destinado como segundo cabo a Puerto Rico, en comisión, pasando a depender de la división expedicionaria que se estaba formando contra México, con motivo de que el presidente Benito Juárez se había negado a pagar la deuda exterior contraída especialmente con Inglaterra, Francia y España. Por lo que se formalizó el Tratado de Londres firmado, por España la reina Isabel II, por Francia el emperador Napoleón III y por Gran Bretaña e Irlanda la reina Victoria, los tres países mandarían sus barcos y tropas, este ejército combinado estaría al mando de don Juan Prim, y como segundo jefe de tierra Carlos Vargas, dándosele la consigna al almirante español, que de haber conversaciones preliminares estarían a cargo de Carlos Vargas.

 

Pero una vez en México las tropas españolas y francesas toman Veracruz, nombrado a Carlos Vargas gobernador, esta acción de apoderarse de la ciudad no gusto a los ingleses.

 

En abril de 1862 el general don Juan Prim presintió que las tropas francesas lo que querían eran la ocupación total, por lo que rompió el Tratado de Londres y ordenó el regreso de las tropas españolas. También se retiraron los ingleses.

 

Los franceses no abandonaron el suelo mexicano con lo que rompían el Tratado de Londres así como el Tratado de Soledad de 13 de febrero de 1862. Esto se conoció como” La segunda intervención francesa en México”.

 

Con fecha de 14 de agosto de 1862 Carlos de Vargas fue promovido a mariscal de campo. También en este mismo año fue nombrado Gentilhombre de Cámara de S.M. con ejercicio por celebración de los días del príncipe de Asturias.

 

Por decreto del pasado 21 de mayo había sido nombrado segundo cabo de la capitanía general isla de Santo Domingo en méritos a la pacificación lograda en la isla, le fue concedida por real decreto del 11 de agosto la Gran Cruz de Carlos III.

 

En 1863 por real orden del 9 de febrero se le concedió la Gran Cruz de San Hermenegildo y el 24 de septiembre sería nombrado capitán general y gobernador de dicha isla.

 

Con fecha de real decreto de 21 de febrero de 1864-Ministerio de Ultramar. Se lee:
En atención a las razones expuestas por el mariscal de campo don Carlos de Vargas Cerveto, y de acordado con lo propuesto en su consecuencia por mi Consejo de Ministros, vengo relevarle del cargo de gobernador y capitán general de la isla de Santo Domingo, quedando satisfecha de su celo y lealtad con que lo había desempeñado.

 

Durante la anexión de Santo Domingo (1861-1865) había un capitán historiador, don Ramón González Tabla. Padre de don Santiago González Tabla que en 1920 tomaría el mando del Grupo de Regulares de Ceuta y que caería herido de muerte en el combate de Tazarut en 1922, falleciendo el 13 de mayo, del que existe una estatua en el lateral de la Parroquia de Nuestra Señora de África.

 

Don Ramón González Tabla escribiría el interesante libro “Historia de la dominación y última guerra de España en Santo Domingo”. Don Ramón González Tabla terminaría su carrera militar como teniente general.

 

Otro ceutí había sido capitán general y gobernador de Santo Domingo (1818-1821) don Sebastián Kindelán O´Regan.

 

Una vez de regreso en España está de cuartel en Madrid hasta ser nombrado el 27 de octubre de 1867 capitán general de las provincias Vascongadas y Navarra.

 

Hemos encontrado un escrito de la “Revista de Historia Militar” “Los ejércitos carlistas en el siglo XIX” (Segunda y tercera guerra carlista).

 

En este escrito sobre mandos carlistas en 1872 encontramos a Carlos Vargas con el grado de teniente general del ejército carlista destinado en el cuartel real. En este mismo escrito encontramos a otro ceutí aquí con el grado de coronel a Antonio Dorregaray y Rominguera, que llegaría a tener el máximo grado en la tercera guerra carlista, del que escribiremos otro día.

 

Pero al parecer Carlos Vargas volvería al ejército Isabelino ya que en 1874 encontramos que fue destinado nuevamente a Cuba para ponerse a las órdenes del capitán general, siendo nombrado segundo cabo de la isla.
En 1875 regresa a España estando de cuartel en Madrid, donde fallecería en 1879 a la edad de 76 años.

 

ASALTO AL CUARTEL DE MONCADA, EL INICIO DE LA REVOLUCIÓN CUBANA
Una de las construcciones ordenadas por el gobernador civil y comandante general del departamento oriental, el ceutí mariscal de campo don Carlos de Vargas Machuca Cerveto fue el cuartel de la Reina Mercedes, nombre dado en honor de la esposa del rey Alfonso XIII, se construyó bajo la dirección de Manuel de Ciria, marqués de Villaitre, este cuartel con el tiempo pasaría a llamarse cuartel de Moncada, nombre correspondiente a Guillermón Moncada considerado héroe de la independencia, cuartel que el 26 de julio de 1953 se intentó tomar al asalto por un grupo de noventa y cinco jóvenes al mando del abogado de 26 años Fidel Castro, Moncada estaba defendida por unos mil hombres, Fidel Castro fue a prisión, pero sería indultado debido a la presión pública, este asalto aunque fracaso se considera el inicio de la revolución contra la dictadura de Fulgencio Batista (1952-1958), en esa fecha Moncada era la segunda fortaleza más importante del país situada en Santiago de Cuba en la parte oriental de la isla, el asalto se preparó para conmemorar el centenario de José Martí.

 

Batista daría la orden de que por cada soldado muerto se fusilarían diez revolucionaros.

 

Fidel Castro al tiempo diría “El Moncada nos enseño a convertir los reveses en victorias”

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Sábado, 17 de diciembre de 2016 a las 00:15
juan tamayo
Hola. quisiera saber quien escribe estos perfiles historicos de ceutis. as posible que mi familia cubana desciende de este carlos de vargas machuca. quisiera ver si puedo adentrar un poco mas en su familia.
Fecha: Miércoles, 7 de diciembre de 2016 a las 22:30
posible descendiente
Existe una historia oral en mi familia cubana, los tamayos (ahora en miami) que mi tatara tatara abuela, josefa de vargas machuca, nacida en santiago de cuba alrededor de 1800 y casada con un portugues de nombre carlos silveyra, era hermana de este Carlos VM que fue gobernador de Oriente, tengo informacion que el padre de carlos se llamo damaso o carlos. pero nada mas. si alguien me puede ayudar con esta busqueda quedaria muy agradecido. [email protected]

El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados