Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Domingo, 18 de diciembre de 2016

Un toque de atención a tener en cuenta

Guardar en Mis Noticias.

Alrededor de mil personas salieron ayer a la calle para reclamar más vigilancia en las calles de Ceuta y, por tanto, más seguridad. Y es que, denuncian, que la ciudad es más insegura y, aunque las estadísticas choquen contra esta percepción, no se puede negar el hecho de que los ciudadanos no se sienten protegidos.

 

Una situación ante la que es urgente sentarse a reflexionar. Las administraciones, cuya obligación es proteger a los ciudadanos, deben analizar lo que está pasando en la calle, y en las redes sociales, y dar una respuesta contundente al creciente malestar de la ciudadanía.

 

No hay más tiempo que perder porque eso significa dejar crecer sensaciones que pueden acabar desbordando a la ciudad. Y es que, tras la inseguridad se esconde la imprudencia de querer hacer justicia por cuenta propia.

 

Además, también hay quienes de forma interesada entran en un juego ajeno para avivar fuegos xenófobos que pueden acabar siendo explosivos sin tener en cuenta que las explosiones no miden las víctimas, si no que alcanzan a todos los que tienen por delante. No se puede dejar crecer un sentimiento de inseguridad que puede acabar derivando en una psicosis colectiva de tener miedo a que el vecino te robe, te atraque o te agreda. Este es un peligro real al que la administración también tiene que hacer frente.

 

La manifestación de ayer también puso de manifiesto el poder de convocatoria de las iniciativas ciudadanas. En una ciudad donde es raro quien se moviliza, alrededor de mil personas salieron a la calle desafiando a la lluvia por una causa por la que creen.

 

Los ceutíes dejaron claro que el partidismo no les mueve, pero sí que están dispuestos a luchar por los problemas que les afectan de lleno, y la seguridad es uno de ellos. Y lo hicieron personas con un perfil de lo más normal: familias, profesionales de todos los ámbitos, jubilados, estudiantes... Al fin y al cabo, personas que creen que Ceuta está abandonada y que sólo piden más atención (y seguridad) por parte de sus políticos.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados