Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 29 de diciembre de 2016

Carta abierta a la “musa” de la militancia de una “golpista”

Guardar en Mis Noticias.

Antes de nada, me gustaría empezar esta carta diciéndole que usted, Zaida Cantera, tiene toda mi admiración y mis respetos por ser una de esas mujeres valientes que no se esconden en la sombras ante las continuadas muestras de un latente del machismo. Usted, que tuvo el coraje suficiente de denunciar un acoso sexual en un ambiente de “orden, mando y demasiadas testosteronas”, fue un ejemplo para otras tantas mujeres que sufrimos en silencio. La igualdad hay que combatirla con firmeza y usted batalló por todas nosotras, y ganó.

 

Pero permítame decirle que su posición como diputada “al azar” o “ a dedo”, con criterio o sin él (en eso no voy a entrar), no tiene legitimación para afirmar ciertas cuestiones del PSOE que dañan, no únicamente a quienes, como yo, nos apasiona la política y nos dedicamos a ella por hobby, con el único compromiso de servir altruistamente a la ciudadanía y no como un instrumento de vida, sino a las propias siglas a las que usted misma debe representar.

 

Sí Zaida, estoy de acuerdo con usted cuando dice que el socialismo no lo confiere un carnet, pero no eres más socialista por haber votado que no en la Investidura de Rajoy o por criticar duramente a líderes territoriales y hablar en nombre de las bases. El socialismo es un estilo de vida, un pensamiento que envuelve un conjunto de principios que tenemos todas las personas que formamos esta gran familia al que, como usted bien dice en sus discursos, actuamos con libertad y criterio propio. Una libertad que brilla a la hora de tomar decisiones democráticas fundadas en nuestras propias conciencias porque, sin acritud, pero ¿quién es usted para pensar que mi conciencia, por decidir en el Comité Federal que no podíamos ir a un Congreso en veinte días, tal y como proponía Pedro Sánchez, o por haber votado que la abstención era la mejor opción, tiene menos valor que la suya? Se lo voy a explicar:

 

Cuando habla en nombre de toda la militancia cae en el error de insultar a personas como yo. Tengo 38 años y me afilié al Partido Socialista justo cuando Zapatero adelantó las Elecciones Generales. En los peores momentos es cuando más hay que estar, para demostrar la fuerza que tiene un ideario como el nuestro. Es decir, entré en la derrota y no a la cima directa como usted. Mi carnet es de Ceuta, una federación pequeña que sabe que es muy difícil desbancar a la derecha del Gobierno, pero lo hice convencida de la motivación que produce saber que con entrega y reivindicación se puede cambiar el mundo. En ese período estaba viviendo algo parecido a lo suyo, pero por discreción y por tener una hija de once años a la que siempre la he querido apartar de todo, no voy a detallar más. Solamente diré que la derecha, y en concreto el Partido Popular, ha hecho mucho daño al feminismo, a la igualdad y a los menores que sufren la violencia de género.

 

Tampoco tengo la suerte de tener la dedicación exclusiva. Cuando estuve en la dirección de mi partido sacaba el tiempo que no tenía para contribuir a él. Aquí no existe la retribución económica, eso lo sabes. Pocas horas de sueño, mucho tiempo perdido sin estar con mi hija e incluso, horas antes de que mi padre falleciera, aún seguía cubriendo los detalles de cuestiones que jamás preocuparon a quienes ahora, en Ceuta, se adhieren a tu discurso fácil. Muchas veces me he preguntado dónde estaban entonces cuando había que decirle también que no a la derecha, pero en la calle.

 

Sigo. Como te decía no me dedico profesionalmente ni económicamente a la política, no lo necesito. Soy maestra desde hace más de diecisiete años y ejerzo la docencia en un centro de Educación Especial con niños y niñas con Parálisis Cerebral gravemente afectados. Sufro a diario los recortes de la dependencia y la impotencia de observar cómo, de nuevo y al igual que con la igualdad, la derecha y el Partido Popular ataca a los más desfavorecidos y los excluye del sistema.

 

Por eso, me hace gracia y me rechina profundamente el hecho de que manipule y diga que en el Comité Federal se hizo lo que quisieron unos cuantos con poder.

 

Yo tengo, indudablemente, más de base que usted, no poseo ningún cargo orgánico, publico, ni institucional y sí, voté en abstención y firmé la moción de censura contra Pedro Sánchez con un criterio individual, propio e independiente. No hubo absolutamente nadie que manipulara mi decisión desde Andalucía, ni de cualquier otro territorio de España, más bien intentaron hacer desde mi tierra todo lo contrario. En ningún momento Susana, a la que os habéis propuesto destruir etiquetándola como la “ gran Reina de este ajedrez” habló conmigo o influyó en mí postura. La única persona que lo hizo fue Pedro Sánchez, a quién en el mismo Comité Federal y cuando aún era Secretario General y nadie sabía lo que iba a pasar meses después, ya le dije y le expresé lo que él jamás hizo: escuchar a “cierta militancia”, esa que no le baila. Como no es cuestión de hablar de las actuaciones de nadie públicamente, y como le definen como “Musa de la militancia”, cuando quiera le invito a mi tierra y así podrás escuchar otras historias, otras vivencias y algunas muy mezquinas. ¿Pero sabe la diferencia? Que a pesar de todo jamás hicimos contracampaña, todo lo contrario, salimos como el que más a patear cada una de las barriadas para hacerlo Presidente porque un Gobierno socialista es lo que merece este país. Pero los números son los números y la responsabilidad ante un bloqueo institucional han definido la decisión política que teníamos que tomar y de la que me siento muy orgullosa.

 

No me arrepiento de mi papel en esos dos Comités Federales porque el trabajo que está desarrollando el Grupo Parlamentario Socialista, al que usted pertenece, es ejemplar, y el aguante y la templanza que está teniendo la Gestora es impecable ante artículos destructivos como el suyo. Podemos discrepar de una gestión en concreto, pero no de todo un partido. Mucho menos infravalorar a un Comité Federal o a personas que como yo a veces para asistir a él tengo que pedir permiso en mi colegio y perder dinero por ello.

 

Así que le animo a emplear mejor la confianza que las personas han depositado en usted y canalice sus energías en hacer política para la gente. Mi alumnado, ese que no recibe la ayuda d1e la dependencia y que gracias a la mayoría parlamentaria se va a garantizar su financiación. O las mujeres víctimas de la violencia machista, un sufrimiento que tanto usted como yo conocemos muy bien, pues le recuerdo que, por fin, tendremos un Pacto de Estado por esa misma mayoría parlamentaria, lo van a agradecer.
Sí, Zaida, mucho que hacer. Aprovecha tu escaño.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Jueves, 29 de diciembre de 2016 a las 08:24
Aurora
Querida compañera;
Parece que ha llegado el momento de presumir de base, te informo, soy militante de base desde que me afilió a juventudes hace más de 20 años, tengo 10 más que tú. Me he hartado de pegar carteles y hacer campaña por cada uno de los candidatos y ahora, resulta, que mi partido se ha vendido a la derecha y hay personas como Zaida que muestran su valentía, criticando con claridad y no se venden y entonces gente.como tu (traidores más que golpistas) rompen el pacto inter género y la insultan. Me vas a disculpas pero eso no es socialismo, es.sectarismo.

El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados