Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Miércoles, 4 de enero de 2017

Los Reyes Magos y la sonrisa de los niños

Guardar en Mis Noticias.

En estos días, Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente están muy atareados. Están visitando numerosos lugares en los que reciben a los niños y sus ilusionadas cartas con las peticiones que éstos están realizando de cara a recibir sus regalos, que llegarán en la madrugada del próximo día 6 de enero. A la vuelta de la esquina.

 

Pero Melchor, Gaspar y Baltasar cuentan con aliados. Son aquellas personas, comercios, asociaciones, entidades e instituciones, que les hacen llegar a los Magos de Oriente numerosos juguetes. El objetivo es que ningún niño se quede sin el suyo. Y este deseo se va a cumplir, gracias a la solidaridad y la ardua labor que desarrollan los Reyes Magos.

 

Se trata de una festividad altamente emotiva, en la que los mayores sienten una especial alegría al ver las caras de los más pequeños cuando, aún somñolientos, saltan de las camas para ver qué es lo que les han traído Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente. Es cierto que a medida que van transcurriendo los años, las fiestas de Navidad, Año Nuevo y Reyes suelen irse impregnando de cierta tristeza para los más mayores, sobre todo por el recuerdo de las personas que ya no están con nosotros. Pero basta la sonrisa de un niño para que todo vuelva a resurgir, para que la alegría vuelva a inundar los corazones de las gentes de bien. La sonrisa de un niño no tiene precio. Y esa es la labor en la que, un año más, están empeñados los Reyes Magos y todos aquellos que, con su solidaridad y el cariño, les ayudan a que ningún pequeño deje de sonreir al recibir sus juguetes.

 

Es una labor de todos. Y ellos, los niños, con el transcurso del tiempo comprenderán el trasfondo. Sabrán que hay que ser solidarios y que todos los pequeños han de vivir la ilusión del día de Reyes. La confianza en el género humano no puede diluirse por las circunstancias adversas. Y menos, con los más pequeños.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados