Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Miércoles, 4 de enero de 2017

Unos sesenta argelinos se concentran en la plaza de la Constitución exigiendo desplazarse a la península

Guardar en Mis Noticias.

Un grupo de sesenta argelinos que se encuentran en Ceuta, algunos de ellos que llevan casi un año en la ciudad, se concentraron este mediodía en la plaza de la Constitución, muy cerca del monumento a las columnas de Hércules, exigiendo poder viajar a la península.

Un grupo de sesenta argelinos que se encuentran en Ceuta, algunos de ellos que llevan casi un año en la ciudad, se concentraron ayer a mediodía en la plaza de la Constitución, muy cerca del monumento a las columnas de Hércules, exigiendo poder viajar a la peninsula, sin que se les pongan cortapisas.

 

La concentración fuecontrolada por un fuerte dispositivo policial en el que participaron agentes de la Jefatura Superior y también de la Unidad de Intervención Rápida de la Policía Local.

 

La situación inicial era ciertamente compleja, puesto que los argelinos pretendían recorrer las principales calles de la ciudad y manifestarse ante el Palacio de Justicia, pero negociadores de la Policía Nacional les indicaron que no era posible. Sí podían concentrarse pero no emprender una manifestación que no tenía autorización alguna.

 

Los agentes lograron convencer a los concentrados para que depusieran la actitud de dirigirse hacia los juzgados, y en finalmente, en esos momentos se sentaron en el mismo lugar en el que se produjo la concentración.

 

Los concentrados exigían poder viajar hacia la península sin trabas. En todo caso, las fuentes consultadas indican que en estos momentos hay un total de 180 personas de nacionalidad argelina en Ceuta, pretendiendo abandonar la ciudad. Algunos llevan un año, otros seis meses y otros tres, pero la desesperación se les está acumulando a todos ellos.

 

Además de las fuerzas policiales uniformadas también se personaron en la zona agentes de paisano, en prevención de cualquier eventualidad.

 

La concentración se ha producido después de que en la madrugada del día 1 de enero de este año se produjera un nuevo asalto masivo a la valla de Ceuta, en diversos puntos, que fueron repelidas mediante fuerzas marroquíes y españolas, que conocían, a través de la inteligencia, que se iban a producir asaltos masivos.

 

En todo caso, los argelinos que se concentraron ayer en Argelinosla plaza de la Constitución se mostraron en todo momento en una actitud pacífica. Incluso, algunos miembros de la seguridad del Estado, a título personal, se congratulaban por la presencia de medios informativos realizando grabaciones de vídeo y fotografías de los concentrados, en el sentido de poner de relieve que el hecho de que estas personas vieran que se estaba visualizando su situación en los medios de comunicación contribuía a apagar posibles intentos de emprender acciones que pudieran conllevar la intervención de la Policía a nivel contundente, dado el hecho de que no poseían permiso para una manifestación.

 

Los argelinos que se encuentran en Ceuta se están constituyendo en un problema. Se sienten discriminados con respecto a los inmigrantes subsaharianos, ya que estos, al fin y al cabo, van siendo evacuados a la península.

 

Es el fin, el objetivo que tienen estas personas, que no comprenden por qué a los subsaharianos, aunque sea poco a poco, se les va dando salida y a ellos no.

 

“Nosotros queremos una solución. Nos hace falta ayuda”, explicaban en unas pancartas en las que no faltaban algunas faltas de ortografía, dado que las habían elaborado en un idioma que no es el suyo. Pero el mensaje era claro. Están cansados de esperar.

 

Su actitud era pacífica, pero no cabe la menor duda de que están muy enfadados. Las muestras de frustración son patentes en este importante colectivo de personas que se encuentran en Ceuta de una forma permanente y que, no cabe la menor duda, se refleja en una sensación de que todo sigue igual, que pasan los días y que ellos siguen ahí.

 

“¿Por qué los argelinos no?”, se preguntaban algunos en declaraciones a EL PUEBLO en referencia a lo que ellos entienden una discriminación en el sentido de las salidas de Ceuta de colectivos de inmigrantes subsaharianos pero que se demoran, desde su perspectiva, al colectivo de personas procedentes de Argelia.

 

En todo caso, hay que subrayar la actitud dialogante de la Policía, que evitó que se pudieran producir actitudes de cierta agresividad.

 

Ya en noviembre comenzaron las protestas del colectivo de argelinos, la tensión en el colectivo argelino estaba ya creciendo por momentos. La Policía Nacional evitaba una concentración de argelinos en el centro de la ciudad tras interceptarlos en el muelle de la Puntilla. Un grupo de alrededor de medio centenar de argelinos ha vuelto a intentar dicha concentración y se posicionaron en la Plaza de los Reyes, frente a la Delegación del Gobierno con las mismas reivindicaciones. Durante algo más de una hora, medio centenar de personas de nacionalidad argelina protagonizaron una sentada en la plaza de los Reyes, frente a la Delegación del Gobierno. Finalmente, se retiraron ordenadamente, conversando cordialmente con agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

 

En torno a veinte ciudadanos argelinos llegan cada semana

En torno a 20 argelinos llegan semanalmente al CETI, solos o en pequeños grupos, para que el centro los acoja. Los inmigrantes argelinos que han ido llegando al CETI en las últimas semanas relatan que acceden a la ciudad valiéndose de pasaportes falsos o robados por los que pagan entre 400 y 1.000 euros. Una vez que entran en la ciudad, los inmigrantes devuelven los documentos a quienes en este lado de la frontera organizan el negocio de la falsa documentación, volviendo los pasaportes al mercado.

 

Hay quienes se dejan barba, se cortan el pelo, o incluso se maquillan para asemejarse a la foto que aparece en el documento que adquieren en ocasiones pagando hasta miles de euros. Y es que, hasta 7.000 euros se han llegado a pagar por un documento de identidad, según fuentes policiales. No obstante, cuando el migrante irregular es detenido con el documento, impera “la ley del silencio” y poca o ninguna información ofrece sobre la mafia que le ha facilitado los papeles.

 

Movilizaciones del colectivo de argelinos

Los argelinos que se encuentran actualmente en Ceuta tratan de que su situación se desbloquee y puedan acceder a la península. En todo caso, se sienten discriminados ante los frecuentes traslados de inmigrantes subsaharianos, mientras que ellos siguen a la espera en Ceuta, en ocasiones durante varios meses.

 

Medidas de seguridad ante la concentración

Desde los primeros instantes en los que comenzaba la concentración de inmigrantes argelinos, la presencia policial fue importante. Más de una decena de agentes del Cuerpo Nacional de Policía y también de la Policía Local se congregaban en torno al colectivo, aunque la situación fue en extremo controlada y sin tensiones entre policías e inmigrantes.

 

Profesionalidad de los agentes policiales

Es muy importante destacar que los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado demostraron su alto grado de profesionalidad ante el intento de manfiestación. Convencieron a los argelinos, jóvenes en su mayoría, que no se les podía permitir una manifestación dirigida hacia el entorno de los juzgados de Ceuta. Ellos lo entendieron.

 

Visualización del problema de los argelinos

Aunque podría parecer todo lo contrario, lo cierto es que la presencia de medios de comunicación, entre ellos EL PUEBLO, ayudó a rebajar la tensión existente. Lo que ellos pretendían era una visualización de su situación en Ceuta, de forma que los ánimos empezaron a calmarse en cuanto empezaron a realizarse fotos y vídeos.

 

La Policía Nacional ya evitó una manifestación de argelinos en el centro a principios de noviembre

La UIP de la Jefatura Superior de Policía evitó el día 7 de noviembre una manifestación ilegal de un grupo de algo más de medio centenar de inmigrantes de origen argelino, que se dirigían hacia la zona centro para protestar por la situación que están viviendo en la ciudad.

 

Alrededor de las 10.30 horas, este grupo de argelinos fue interceptado en las escolleras del Muelle de Poniente por varios agentes de la UIP. Una vez interceptado, los argelinos expusieron a los agentes los motivos por los que se dirigían al centro de la ciudad.

 

Los inmigrantes de origen argelino expusieron tres cuestiones fundamentales que les crea “crispación”, y de las que pretendían dejar constancia con su manifestación. Precisamente, para atenderles y conocer de primera mano las demandas de este grupo de argelinos.

 

Las peticiones de los argelinos, “en saco roto”, según el colectivo

La primera de las cuestiones es la prohibición por parte de la dirección del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de aceptar a ningún inmigrante argelino que no porte entre su documentación la petición de asilo. A este respecto, hay que resaltar que estos inmigrantes una vez que llegan a la ciudad son atendidos por los equipos sanitarios y posteriormente son trasladados hasta las dependencias de la Jefatura Superior de Policía donde se les toma la afiliación,. Una vez finalizado este trámite son trasladado al departamento de Extranjería donde deben tramitar la solicitud de asilo pero este trámite suele tardar aproximadamente una semana, por lo que en ese periodo de tiempo estos inmigrantes no pueden acceder al CETI y por lo tanto duermen en la calle.

 

La segunda de las quejas mostrada a los agentes de la UIP es que muchos de ellos hace más de seis meses que tramitaron su solicitud de asilo pero que nada más se ha sabido de ello. Los argelinos han expuesto a los policías que llevan mucho tiempo retenidos en Ceuta y que no se les da ningún tipo de solución. En este sentido, la tramitación no depende de las oficinas de Ceuta sino que toda esa documentación es gestionada en Madrid y la carga administrativa existente provoca estos retrasos en el tiempo, existiendo incluso ocasiones que dicha petición de asilo no se ha ejecutado hasta dos años después de su solicitud.

 

Finalmente, y como tercera denuncia, los argelinos se quejan de la situación que están viviendo en el CETI mostrando sus quejas por la comida que se les ofrece y por las condiciones en la que se ven obligados a dormir.

 

Los agentes, además de atender a los argelinos fueron comprobando uno a uno que están en la actualidad en el CETI, y mantuvieron una conversación con el grupo con el fin de disuadirlos en su intención de llevar a cabo una manifestación en el centro de la ciudad.

 

La tensión en el colectivo argelino está creciendo por momentos. Como ya adelantó este diario, cada vez son más los argelinos que logran llegar de manera irregular hasta Ceuta, en la mayoría de los casos valiéndose de pasaportes falsos o robados por los que pagan entre 400 y 1.000 euros.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Jueves, 5 de enero de 2017 a las 09:17
Remo
Estas gentes si tienen que pedir algo que se lo pidan a Abdelaziz Buteflika que es su presidente,pero claro no se atreven y en Ceuta la arman.Mano dura con esta gente que son TNT pura y ya verán como la tienen que liar y gorda aprovechándose de nuestro sistema democrático.El que quiera derechos que lo pida en su país de origen ,ya está bien
Fecha: Miércoles, 4 de enero de 2017 a las 16:33
Francisco Manuel
Nadie les llamó, ni nadie les reclama, pero llegan, se les da asilo, comida y vestido. Pero no conforme con esto, molestan la tranquilidad de nuestra Ceuta porque saben de la pasividad de nuestras leyes. Despues hablan del incremento de votos de la extrema derecha. Sino ponemos cuidado y cortamos de raiz estas reclamaciones abusivas volverá a nacer un nuevo HOMBRE PEQUEÑO Y CON BIGOTILLO. CEUTA DESPIERTA A TU SEGURIDAD.

El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados