Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 5 de enero de 2017

Informe del Consejo de Estado acerca del YAK-42

Guardar en Mis Noticias.

Son aviones alquilados a un grupo de piratas aéreos, que trabajan en condiciones límite […] sólo con ver las ruedas y la ropa tirada por la cabina te empieza a dar taquicardia”. Eso escribía el Comandante José Manuel Ripollés en un correo electrónico antes de embarcar en el YAK-42. Su testimonio previo al accidente que se saldó con la vida de setenta y cinco personas (sesenta y dos de ellas militares españoles) no es el único que se conoce.

 

El también Comandante, José Antonio Fernández, le pedía a su mujer “reza por mí, que este avión es una mierda”. Del mismo modo, el Cabo 1º, Vicente Agulló, era sincero con su padre: “Quieren que volemos en una tartana”.

 

Pese a todo el escándalo de aquellos días, han tenido que pasar trece años para que el Consejo de Estado diga que, efectivamente, aquel accidente nunca tení que haberse producido porque el YAK-42 nunca tenía que haber despegado. El máximo responsable del suceso, Federico Trillo, entonces ministro de Defensa, continúa hoy representando a nuestro país como embajador en Reino Unido. Podemos, al igual que otros partidos y colectivos, ha pedido su cese, pero desde Podemos Ceuta nos parece oportuno pronunciarnos debido a la evidente relación de nuestra tierra con el mundo militar.

 

En nuestra ciudad, prácticamente todos contamos con algún familiar o amigo sirviendo en las Fuerzas Armadas, por lo que infamias como la del YAK-42 nos resultan especialmente dolorosas. Y nos lleva a pensar irremediablemente en otro episodio vergonzante de nuestra Historia reciente que incumbe a los mismos: Irak.

 

El hecho de que el Partido Popular no haya tenido aún el coraje de pedir perdón tanto por el YAK-42 como por su decisión de participar en una Guerra como la de Irak, una guerra que se ha cobrado cientos de miles de vidas, entre ellas las de trece españoles (once militares y dos reporteros) aun cuando el pueblo de nuestro país se manifestaba abiertamente en contra del conflicto, nos revela no ya la catadura moral de este partido, sino su profunda hipocresía a la hora de darse golpes de pecho en nombre de la defensa de nuestro país.

 

Defender España es cuidar de su gente, también de sus ciudadanos de uniforme, quienes velan por nuestra seguridad. No esperamos nada de Federico Trillo, ni de esos portavoces estatales del Partido Popular que se pasan el día propagando la intolerancia. Sí que exigimos, en cambio, que el PP ceutí, por el vínculo sentimental que une a esta ciudad con el Ejército, se una a las demandas de dimisión de un embajador que nos avergüenza y que, de existir justicia, debería terminar, al igual que José María Aznar, con sus huesos en la cárcel.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados