Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 12 de enero de 2017

Colapso social

Guardar en Mis Noticias.

Buen día, gente.

 

Tal vez no cuadre perfectamente en el conjunto de este artículo el título que lleva, pero al referirme a ello quiero explayar que este colapso social se refiere a una quiebra en gran escala de las instituciones civiles del país.

 

No significa, necesariamente, que sea el punto final de nuestra civilización sino que es sólo la descripción del proceso de cambio de la misma con posibilidades de adaptarnos y renacer de nuevo con nuestros derechos recuperados.

 

Estamos aún dentro de un proceso de cambio, que comenzó desde la asunción de la presidencia del Gobierno por Mariano Rajoy Brey, en el que es significativa la desigualdad en la estructura social del país y que ha desembocado en un descenso en derechos de las clases sociales que componen casi la mayoría de la población y la toma del poder, en general, de una élite minoritaria acomodada.

 

Tenemos un Gobierno sedentario que agota importantes recursos y hace una lenta renovación impidiendo la expansión de las instituciones sociales con sobreutilización de los recursos para otros temas y la dominación del territorio de manera autoritaria, con lo que se puede amenazar la complejidad social y ello puede desembocar en un colapso.

 

El colapso de nuestros hospitales, principalmente en las urgencias, a causa de la gripe demuestra a las claras la total desidia de nuestro Gobierno, de su ministerio de Sanidad en este caso, sin ningún plan preventivo para evitar este colapso.

 

En este concepto… ¿Cómo planificaran casos de accidentes naturales o de atentados de gran envergadura sin ningún plan de prevención?

 

Los recortes en Sanidad están dando los resultados que la mayoría de los analizadores pronosticamos y que afirmamos de un fatal desenlace al paso del tiempo.

 

Desde el tema del ‘Prestige’ y los hilillos de plástico de Mariano Rajoy Brey hasta la desidia del entonces ministro de Defensa, Federico Trillo-Figueroa y Martínez-Conde (además, irónicamente, miembro de la Comisión Española de Historia Militar), en la tragedia del YAK-42, pasando por la época de José María Aznar López y su participación en la guerra de sus amiguetes en las Azores, indica claramente que el pasotismo de los miembros del PP que ascienden al Gobierno, ya sea del país o de cualquiera de las comunidades, conlleva una auténtica ruina social.

 

La supercalifragilisticoespialidosa actuación de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat i Montserrat, con sus dimes y diretes acerca del copago farmacéutico de los jubilados, no tiene nada que ver con la canción de la película de Walter Elías Disney (Walt Disney) ya que no puede salir, en absoluto, airosa de la situación que ella misma se ha creado en cuanto a credibilidad.

 

Los recortes, tanto de personal como de capital, están llevando al país a una situación social insoportable: subidas espectaculares de los precios, descompensada con los descensos de los salarios con pérdida de la condición de personas humanas para convertirlas en esclavos del gran capital; recortes de derechos inquebrantables y aumentos de derechos de sus propios miembros con espectaculares incrementos de sueldos y demás gratificaciones; Justicia totalmente politizada que mete en la cárcel a quienes se apoderan de 80 euros y dejan libres a quienes lo hacen por 80 millones, así como a ciudadanos que protestan por sus derechos y dejan libres a quienes pagan un salario público por pegar a esos mismos ciudadanos –con cuyas aportaciones en forma de impuestos viven- con armas y escudos,…

 

En fin, la vida sigue y yo también, esperando seguir vivo cuando llegue la verdadera democracia si es que llega.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados