Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Carlos Trujillo
Lunes, 30 de enero de 2017

Una realidad incuestionable, pero sí subsanable

Guardar en Mis Noticias.

Los ceutíes somos plenamente conscientes, que nuestras principales fuentes de riquezas provienen de la actividad comercial generada con el país vecino. Una actividad comercial diversificada repartida entre el comercio transfronterizo atípico y el originado por la llegada a nuestra ciudad de “turistas” marroquíes en busca de productos no habituales en su país de procedencia. Dos actividades productivas gestadoras de riquezas, confrontadas entre si como consecuencia de las retenciones provocadas en el paso fronterizo del Tarajal como consecuencia del incremento exponencial en el tránsito en los últimos años.


Un incremento inherente al crecimiento demográfico experimentado en la provincia de Tetuán en los últimos años según los datos aportados por el propio reino de Marruecos. Si a finales de los años 90 el número de habitantes se estimaba en unas 350.000 personas, en la actualidad este número se ha incrementado hasta 1.100.000 personas. Solo la vecina población de Castillejos ha visto multiplicar por tres su población situándola en más de 80.000 habitantes. Por cierto, ciudadanos marroquíes exentos de la formalización del correspondiente visado para acceder a nuestra ciudad y a la industria generada en torno al porteo de mercancías por la frontera del Tarajal.


Un incremento poblacional espectacular, que unido al incremento en las medidas de seguridad adoptadas como consecuencia de la puesta en marcha del protocolo establecido en el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista, que establece las directrices generales que permiten asegurar la detección, seguimiento, análisis y evaluación continuada del riesgo de atentado terrorista, así como la puesta en marcha y coordinación de dispositivos preventivos, imposibilita agilizar el tránsito de las más de 25.000 personas y 14.000 vehículos que transitan diariamente por los controles policiales ubicados en el paso fronterizo.


Por tanto, quien afirme que es posible compatibilizar fluidez y seguridad en el paso fronterizo del Tarajal, en las circunstancias actuales, está mintiendo con todas las palabras. Los datos y las cifras expuestas constatan una realidad incuestionable, aunque subsanable con el esfuerzo de todos los agentes implicados: administraciones públicas competentes, partidos políticos, organizaciones empresariales, sindicales y vecinales, y por supuesto, contando con la complicidad del país vecino. El futuro de nuestra ciudad está en juego, antepongamos el interés general a los intereses personales y busquemos soluciones consensuadas a una problemática subsanable con el esfuerzo de todos.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Lunes, 6 de febrero de 2017 a las 00:49
JOSE CEPERO DOMINGUEZ
Esta es la realidad, de parte de lo que ocurre cuando existen fronteras entre dos países, en las que uno de ellos tiene un potencial más alto que el otro, y aquí intervienen, los cambios de monedas, los diversos productos, tantos alimenticios como de vestir y un largo etc. Pero lo que no me cuadra a mi es que : Yo puedo confundir, a un marroquí con un argelino,tunecino, libio e incluso mauritano, pero no con una persona subsahariana, ya que la diferencia de color de su piel es diferente a la raza blanca. Luego, ¿ Porqué las Altas Autoridades Marroquíes dan entrada a su Reino, de personas de raza negra?. Y es aquí donde tienen cabida muy diversas conjeturas y algunas de ellas dezlenables.

El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados