Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Pueblo
Viernes, 17 de febrero de 2017

Explicaciones que provocan un daño mayor

Guardar en Mis Noticias.

Tras las detenciones que se produjeron el martes y el miércoles, que tuvieron como consecuencia la imputación del ex gerente de Emvicesa, dos consejeras y el líder de Caballas, ayer tocó el turno de las reacciones políticas. Unas reacciones que también son determinantes y de las que la opinión pública está muy pendiente. Pues si daño pueden hacer las detenciones practicadas, la gestión de esta crisis tanto en el Ejecutivo como en la oposición, en especial en Caballas, es determinante para el futuro de ambos. Sin dejar de apelar a la presunción de inocencia, como ya hemos hecho desde que se detuvo al ex gerente de Emvicesa el martes, el mero hecho de la detención y acusación por una presunta corrupción tanto de las consejeras como de Mohamed Alí es una impronta difícil de borrar. No obstante, la decisión de si deben dimitir o no quienes ahora están bajo el punto de mira de la justicia corresponde a los implicados. Las posturas a favor o en contra están sobre la mesa y ambas son legítimas, lo que no lo es tanto es forzar a comulgar con una posición asentando esta en la negativa de lo evidente. No se puede tomar el pelo a los ciudadanos tapando la realidad y esta es que existe una acusación formal por presuntos delitos relacionados con la corrupción. Cosa bien distinta es defender la inocencia de quien está acusado y demostrar que dichas acusaciones no se fundamentan o son erróneas. Son posturas que corren paralelas pero muy distintas de cara al ciudadano, que no espera de los políticos que dirijan sus pensamientos, alineándolos con buenos o malos, si no que pongan la verdad sobre la mesa sin intentar retorcerla a conveniencia. Es respetable que se tache de injusticia una acusación de este calado sobre corrupción, porque el daño que tiene sobre quien la recibe es importante e incluso hasta irreparable, pero hay que llevar cuidado para evitar que las explicaciones ofrecidas supongan un daño mayor.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados