Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

El Pueblo
Sábado, 25 de febrero de 2017

Dimisiones personales e intransferibles

Guardar en Mis Noticias.

Ante las inevitables críticas que ha recibido el gobierno por la gestión de la crisis abierta en su seno por el ‘caso Emvicesa’, Juan Vivas compareció ayer para dar la cara, “disipar dudas y especulaciones” de las que han corrido como la pólvora durante la última semana por toda la ciudad. Entre ellas, las últimas se han centrado en que ha sido Génova la que ha forzado las dimisiones de Susana Román y Rabea Mohamed. Una cuestión que, de ser cierta, podría poner en entredicho la autoridad del líder ceutí que, previamente, ya había respaldado a sus consejeras y mostrado su confianza en las mismas. Sin embargo, quiso desechar Vivas esta idea asegurando que desde la dirección nacional del PP no han pedido cabezas ni hecho reproches, todo lo contrario, han valorado la gestión llevada a cabo en todo lo concerniente a este caso, que explotó en el verano de 2015. Y es que, el PP no está por la labor de aplicar la política de la dimisión como norma y así se ha demostrado también con el caso de la imputación del presidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, que sigue en su puesto con el total apoyo de Madrid. Los populares apelan a la presunción de inocencia y no quieren condenar a sus dirigentes ni antes de tiempo ni de manera injusta. La dimisión, entienden, debe ser una cuestión personal y así se ha hecho valer en Ceuta. Eso sí, también se debe tener en cuenta qué conlleva la renuncia y de qué manera se contribuye más al interés general y de cada partido. En este caso, Román y Mohamed han decidido dar un paso atrás para que el Gobierno soltara lastre y no tuviera un flanco débil. No ha sucedido así en otros partidos. Pero eso no debe dar pie a un juicio público en los corrillos. La justicia ha de actuar y, ante todo, repetimos, se ha de hacer valer la presunción de inocencia.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Sábado, 25 de febrero de 2017 a las 18:48
Pepe
Poniendo la presunción de inocencia por delante, decir que esta crisis se ha gestionado fatal, se debieron aceptar las dimisiones el mismo día que se produjeron, al dia siguiente de ser detenidas, dimisiones que se suponen personales y voluntarias desde el primer momento, debieron aceptarse, el que no se hiciera empeoró la situación y la rumorología, fue un error que no se ha sabido reconocer.

El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados