Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

El Pueblo
Domingo, 26 de febrero de 2017

Atención a refugiados e inmigrantes

Guardar en Mis Noticias.

Amnistía Internacional ha hecho público su último informe anual en el que se han puesto de relieve determinadas circunstancias negativas en torno a violaciones de derechos humanos en las fronteras de Ceuta y Melilla.


Hasta ocho casos contabilizan los miembros de Amnistía Internacional, si bien hay que tener en cuenta que en base al extraordinario flujo migratorio que se produce en torno a las dos ciudades españolas en unos enclaves tan importantes en cuanto a migraciones, lo cierto es que no se puede realizar un balance negativo.


Desde luego, hay organizaciones no gubernamentales que realizan un gran trabajo en lo referente a los derechos humanos, y ello es de reconocer y alabar. Es evidente que un país, por otra parte, no puede por menos que hacer valer sus fronteras, como no podía ser menos.


Las críticas de Amnistía Internacional se centran, fundamentalmente, en el hecho de que “no existen derechos” para refugiados y migrantes. Es cierto que se pueden producir situaciones no deseadas, ya que el factor humano influye siempre y que se pueden producir errores, pero no lo es menos que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado tratan de velar por los intereses generales, tanto de España como de los propios inmigrantes.


Otra cuestión candente, nunca mejor dicho, son las denominadas “devoluciones en caliente” que desde Amnistía Internacional son calificadas como “expulsiones ilegales”. Todo es discutible, sin lugar a dudas.


Pero calificar un “fracaso de las políticas migratorias de España” los últimos cruces masivos, en todo caso, debería extenderse también a la Unión Europea y, por ende, a Occidente. No es un problema solo de España o de las fronteras en Ceuta y Melilla. Ha de tenerse en cuenta que es un fenómeno global.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados