Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 27 de febrero de 2017

¿Capitán o Caronte?

Guardar en Mis Noticias.

Nuestro ínclito Alcalde señala, en ese lenguaje marinero que ha debido aprender lejos de nuestro puerto porque de otra forma conocería la crisis que padece y que sólo se explica por el abandono que su Desgobierno ha realizado de lo que tendría que ser uno de los pulmones económicos de nuestra ciudad, que “cuando azota el temporal, lo peor que puede hacer el capitán del barco es abandonarlo”.

 

Nuestro inefable Primer Edil cree que amarrarse al timón de este barco y embestir contra los Isleros de Santa Catalina es la única solución que existe, al no tener ningún rumbo para la nave pues no dispone de un proyecto de Ciudad, de esta forma sólo acabaremos encallando y hundiendo esta nave que, desde que partió un lejano 7 de febrero de 2001, sólo ha ido a favor del viento que soplara sin puerto al que dirigirse.

 

Nuestro inepto Alcalde es el culpable de que esta nave, que es su Desgobierno, no tenga rumbo, él es el único responsable de todas y cada una de las personas que ha colocado en su lista desde el año 2003 y por lo tanto de la capacitación que debe exigírseles para defender los intereses de Ceuta, pero como hemos visto una y otra vez, la selección que ha realizado nuestro ludópata, con esas apuestas personales que tanto le encanta hacer con el dinero público, sólo buscan sus intereses personales, alimentando a esa Corte de los Milagros de la que se ha rodeado, que solo sirve para loar a este incapaz que se ha autoproclamado salvador.

 

Nuestro apócrifo Primer Edil, quiere engañarnos con la dimisión de sus concejalas, aduciendo que nadie le ha obligado a aceptarlas, con qué velocidad olvida aquello que no desea recordar, le ha bastado cinco días para pasar del “no aceptamos la dimisión” a “la dimisión irrevocable”. El Sr. Vivas, acostumbrado a rodearse de condenados, sancionados, expedientados o investigados, quería meter bajo esa alfombra que acumula todos los deshechos de su nefasto período de desgobierno, el asunto de Loma Colmenar, pero no tuvo en cuenta que el Sr. Fernández Maíllo no está dispuesto a mantener esta rancia política del Partido Popular y le ha obligado a cesar de forma inmediata a las dos investigadas.

 

Y ante la imposibilidad de encontrar personas capacitadas en esa lista electoral que representa los intereses del Sr. Vivas, de nadie más, que no les confunda la agradecida Prensa del Movimiento, debe nombrar a dos personas que no han sido elegidas por los ceutíes para llevar dos áreas de su Desgobierno, una que ya ha demostrado su inutilidad al frente de los más variados organismos del Ayuntamiento, y otra, que debido al parentesco con el Presidente del Gobierno, es más una solicitud de perdón deseando desagraviarle por las imputaciones de sus concejalas con una “apuesta personal” que agrade a su Presidente de Partido, aunque para el anterior Delegado del Gobierno no era una persona lo suficientemente válida para sustituir al Sr. Gómez en la dirección de educación de la Ciudad. Ya saben esas guerras de “care famiglie” que tanto gustan en el Partido Popular.

 

Interpretando la ley como le gusta a nuestro inefable Alcalde, ley que se saltó para llegar a la poltrona que ostenta hace ya 16 nefastos años, y apoyado en un Informe del Consejo de Estado, que no es vinculante y que no sería el primero al que la justicia deniega validez, decide nombrar a dos individuos ajenos a la lista electoral miembros de su Desgobierno, dos no electos, cuestión que ha puesto en duda la oposición, la única que ha existido siempre. Ya saben que los otros están callados, también enrolados en ese nave sin rumbo, pero éstos deben estar ubicados en la sentina. Ya la justicia anuló los nombramientos de anteriores cargos no electos por parte de nuestro ínclito Alcalde y que el Tribunal Superior no la validó al no dar legitimación al sindicato UGT para presentar la demanda, no porque entendiera que estaban bien nombrados.

 

A pesar de estos antecedentes, de que ha sido incapaz de modificar el Reglamento de Gobierno para adecuarlo a la realidad actual, de que el Reglamento de la Asamblea se encuentra recurrido por incumplir la legislación nacional, nuestro inútil Alcalde incorpora a la tripulación a dos individuos de los que se duda de su capacidad para gestionar las actividades públicas y sobre todo de su imposibilidad de ser miembros del Consistorio, porque no tiene entre los trece de su lista a nadie capaz para llevarlas a cabo; demostrando una vez más que lo de cumplir la ley, que es lo que viene a decirle en resumidas cuentas cada Informe del Tribunal de Cuentas, a él le da exactamente igual con tal de salvarse de la quema y los intereses generales con los que se llena la boca sólo es palabrería barata de charlatán de feria para engatusar a los ceutíes y lo único que le mueve es su interés particular.

 

Este nuevo Desgobierno que acaba de constituir nuestro ínclito Alcalde sólo está condenado al desastre y deberá andar con pies de plomo, las actuaciones que realice la supuesta responsable de la hacienda local pueden estar viciadas de nulidad y por lo tanto deban ser retrotraídas a su punto anterior, desde el pago de las nóminas hasta los préstamos que para mantener esa Corte de los Milagros, cada vez más ingente, debe pedir a los bancos. No digamos de las posibles subvenciones que deberían devolver esa red clientelar que alimenta año tras año nuestro inepto Alcalde. Avisado ha sido nuestro inefable primer Edil, después que no diga que se enteró por la prensa.

 

El Sr. Vivas, más que capitán de barcos se ha transmutado en nuestro Caronte particular, ha pasado a ser parte del problema, su indecisión, su inacción, su servilismo han provocado que su Desgobierno haga aguas por todos los lados, que cada uno haya hecho de su capa un sayo y hayan decidido ir a por todas en los dos últimos años que les queda. Como un Simarro cualquiera. No existe un proyecto de ciudad que sea rumbo para esta nave sin gobierno, que con este incapaz terminará en los isleros; quien debe dimitir y marcharse a su casa es el Sr. Vivas, es el único culpable de esta situación. ¡Váyase Sr. Vivas! ¡Váyase!

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Lunes, 27 de febrero de 2017 a las 16:46
Julio
Llevamos dos artículos seguidos del ínclito Alvaro Guzmán, francotirador mercenario y sicario de la palabra al servicio de Fati y sus secuaces. Llama mucho la atención que utilice para sus artículos algunos de los que el mismo denomina Prensa del Movimiento, lo que muestra a las claras sus pocos escrúpulos para insultar siempre que puede al presidente electo con mayoría absoluta, a diferencia de su jefa a la que sólo le ha otorgado la soberanía popular la cuarta parte de escaños. Es comprensible que para poder comer todos los días haya que actuar cual mamporrero de la sultana, pero nadie tiene la culpa de que a este pistolero de la pluma lo despidieran de Telefónica y quiera echarle la culpa al gobierno de la ciudad de sus desgracias. No te preocupes Alvarito sabemos que la vida es muy dura y para ganarte el pan tengas que proteger con tu capa a algunos clientes de tu jefa, pero ten cuidado porque puede que, supongo que sin saberlo, estás haciendo el juego a gente muy poco recomendable que apoya a Fati y que cuando mañana exija su parte del pastel a ver donde te metes.

El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados