Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

El Pueblo
Miércoles, 1 de marzo de 2017

Una impunidad que resulta sonrojante

Guardar en Mis Noticias.

Los taxis piratas funcionan en Ceuta con casi cierta normalidad ante una impunidad que resulta sonrojante. Y es que, burlar a los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en territorios bastos puede resultar posible, pero en una ciudad de 19 kilómetros cuadrados directamente es increíble. Y es que, estos vehículos están localizados y son presa fácil con sólo esperar en puntos claves como la frontera o la zona portuaria. Los taxistas y los conductores de autobuses los tienen fichados, pero de poco sirve para acabar con esta práctica. Las multas no llegan a nada y no se les retiran los vehículos. Los agentes están de manos atadas y los resquicios son aprovechados por estas personas para seguir ganando dinero fácil, pero pintado de negro, perjudicando a dos sectores importantes. 

 

Pero a esta situación hay que ponerle coto sin demora y sin excusas. No caben más vueltas para atajar esta situación que se ha perpetuado ya demasiado tiempo. Los taxistas, ahora en pie de guerra, están dispuestos a paralizar la ciudad y eso Ceuta tampoco se lo puede permitir, sobre todo, ante reivindicaciones legítimas. Pero este no es el único frente abierto en el campo del transporte público. Los autobuses, que conforman la otra pata de este banco, también se ha convertido en un polvorín para el Gobierno que está a punto de explotar. De momento ya han convocado huelga y anunciado movilizaciones, estas últimas de la mano de los taxistas, que amenazan con un colapso total mientras que desde la Ciudad no mueven ficha ante la estupefacción de los convocantes. Y es que, parece una situación lo suficientemente grave como para centrar los focos sobre ella. Ahora que las aguas parecen haberse calmado con la recomposición del Gobierno es hora de ver qué pasa en el sector del transporte público, básico para Ceuta. Un sector que lleva mucho tiempo reclamando más atención por parte de las administraciones y al que no se le puede dar de lado por más tiempo.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados