Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juventudes Socialistas de Ceuta
Miércoles, 8 de marzo de 2017

Día Internacional de la Mujer Trabajadora

Guardar en Mis Noticias.

Por Ghizlan Charef, Juventudes Socialistas de Ceuta

 

 

Ocho de marzo, día Internacional de la mujer trabajadora, sí. Hoy recordamos todos nuestros méritos y nuestro derecho a una participación igualitaria y equitativa en la sociedad, pero ¿y el resto del año? 

 

En este día se conmemora la continua lucha de la mujer por un ejercicio total y absoluto de sus derechos como miembro en la sociedad de forma íntegra como persona. 

 

Por motivo de este día me gustaría recordar varios de los obstáculos a los que estamos obligadas a hacer frente día a día. Como la brecha salarial, sí aquella que implica que existe una diferencia salarial de género, esto conlleva que la mujer por el echo de ser mujer tenga que aceptar un sueldo que se diferencia con el de su compañero que hace el mismo trabajo por un 23,25% según la UGT. La broma no se queda ahí, sino que sufrimos discriminación en las contrataciones, porque estés en edad fértil, que dicho sea de paso, esto no es sinónimo de querer ser madre (parece ser un concepto difícil de entender). 

 

Si nos centramos en Ceuta, como si no fuesen pocos los motivos de discriminación laboral se suma a estos, la religión, eso que cuando hablamos en voz alta nos llenamos la boca pregonando la multiculturalidad, sin embargo, cuando se trata de buscar trabajo la multiculturalidad se queda en la puerta y si llevas velo, no trabajas.

 

Otra traba con la que nos encontramos es el techo de cristal que yo lo llamaría de hormigón, porque por desgracia lo podemos encontrar en todos los ámbitos que exiten. 

 

Exactamente se denomina techo de cristal a la limitación velada del ascenso laboral de las mujeres al interior de las organizaciones. Este limita sus carreras profesionales, difícil de traspasar y que les impide seguir avanzando.

 

Si lo analizamos nos encontramos con que hay 43,3% de mujeres preparadas frente a un 35,4% de hombres. De las cuales solo un 18% han conseguido ocupar un puesto de relevancia. (Fuente: INE) 

 

Esta es la realidad actual. Se plantea la necesidad de llegar a la raíz del problema, y esta, está clara, radica en la educación. A las mujeres no se nos educa para dirigir, no se espera de nosotras que queramos ser directoras de colegios sino maestras y cuidadoras. No se espera que seamos líderes de empresas sino secretarias, así podría encontrar muchísimos ejemplos. 

 

Finalmente destacar que en comparación con hace 5 años ha aumentado el número de mujeres en puestos con responsabilidad pero aún así no llega ni al 50%, por eso hay que seguir luchando y la única manera es un cambio social, religioso y cultural, que debe llegar a las raíces y a los patrones de comportamiento asociados a los géneros. 

 

Hay que seguir luchando por un mundo en el que seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres.

 

* Juventudes Socialistas de Ceuta

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados