Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Viernes, 17 de marzo de 2017

“Si la escuela se vacía de medios, se convierte en un aparcamiento”

Guardar en Mis Noticias.

Agustín Velloso, profesor de Historia de la Educación, intentará hoy acabar con los mitos sobre los inmigrantes en las aulas y hacer reflexionar sobre esta realidad

El fenómeno de la inmigración no se da sólo en la valla fronteriza. Tras cruzar una frontera, el inmigrante se encuentra en una sociedad nueva en la que se debe integrar, encontrando en ese camino no pocas dificultades. Las aulas son uno de los escenarios donde los inmigrantes deben integrarse, sobre todo los más jóvenes, con la barrera del idioma de por medio, y por eso este es uno de los temas que se abordará esta tarde en el marco del I Congreso Internacional sobre Movimientos Migratorios que se celebra en el centro del a UNED en Ceuta.  


    Agustín Velloso de Santisteban, profesor titular del departamento de Historia de la Educación y Educación comparada de la UNED, será el encargado de exponer este tema con un doble objetivo. Por un lado desmitificar la inmigración y por otro recordar que los españoles vivieron esta situación hace unas décadas. “Aspiro a que los asistentes vean que la escuela no es una burbuja y que refleja lo que sucede en la sociedad, y que por tanto los problemas que se encuentran los emigrantes en la sociedad general, también se encuentran allí”, explica Velloso a EL PUEBLO. 


Con su conferencia, este profesor pretende acabar con mitos como que las aulas están “invadidas” por inmigrantes y que estos suponen un problema para el desarrollo del resto de alumnos. “Cuando los españoles van a Francia, Estados Unidos o Alemania, no van con un doctorado en el idioma del país, pero las escuelas están preparadas en la medida en que cuentan con medios para atenderlos, porque los niños no tienen por qué saber el idioma, para eso está la educación”, apunta Velloso. 


“Si la escuela se vacía de profesores, se vacía de medios y se empuja a la gente a buscar una educación privada, la cual es la que menos estudiantes extranjeros admite, se convierte a las escuelas en aparcamientos de problemas en general, no sólo de inmigrantes”, advierte este profesor de la UNED para recordar que problemas tiene “cualquier niño que esté abandonado por el estado del bienestar”. “Los inmigrantes, son personas, y necesitan como todo el mundo, comer, dormir, tener sanidad y educación... es un problema si se quiere”, apunta Velloso, que también participará esta tarde en una mesa redonda sobre las solucioens que se pueden aportar al reto de la inmigración que se da en España. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Viernes, 17 de marzo de 2017 a las 11:49
Silvio Ageloff
Aquí, en el peligro de esta inmigración masiva, habría que echar mano de los 3 MONOS SABIOS: NO VER EL MAL, NO OÍRLO, NO DECIRLO. Pues esa es la postura de los ponentes, no solo de este Congreso, sino de cualquier otro congreso en el que se trate de la inmigración masiva. Viven en una realidad virtual, una realidad hecha a su manera, que cuadre con las ideas que de ella (de esta inmigración masiva) tienen. Viven de espaldas a lo real y se juntan con sus iguales para convencerse de que llevan razón, de que hay alguien, como ellos, instalado en la realidad virtual. Pero, ¡ojo!, la realidad se venga y castiga a quien la ignora. Saben que Europa se ha convertido en una sociedad enferma y manipulable, dominada por el hedonismo, consumismo, relativismo e individulismo excesivo y se aprovechan de ello, echándole carnaza para que se refocile en el consumismo, hedonismo e individualismo y, así, mantener al ciudadano ajeno a los peligros que se están cerniendo sobre él. Olvidan que la naturaleza de la realidad objetiva dicta que todo acto tiene consecuencias lógicas inevitables. Como astutos que son han sembrado el pecado de la indiferencia, que es el peor, pues permite todos los demás.
Fecha: Viernes, 17 de marzo de 2017 a las 11:27
Silvio Ageloff
En Europa NO SOMOS CONSCIENTES de los riesgos que estamos asumiendo con esta inmigración masiva y con el acogimiento de refugiados arabo-islámicos y del África negra, y miramos a otro lado para no enfrentarnos con la DICTADURA de lo políticamente correcto, dictadura que es implacable en su censura y feroz en sus silencios. Cuando solemos decir que algo nos parece una locura es que ES, en realidad, UNA LOCURA, pero se prefiere dejarlo como está antes de remangarnos y enfrentarnos a ello y recibir palos de todos los colores por los que aceptan eso que nos parece una locura. Tal cual sucede con los asaltos de centenares de individuos a nuestras fronteras. A cualquiera que esté en su sano juicio le parecerá una LOCURA, sin embargo, a los secuaces y sicarios del pro sionista Nuevo Orden Mundial les parece normal y hasta justo que esos centenares de africanos asalten nuestra frontera, están –dicen– ¡en su derecho! Pero esos valedores (y sus familias) del NOM están alejados en su vida diaria de la masa inmigrada a la que le conceden el derecho a asaltar nuestras fronteras. ¿Cómo te hace libre una verdad si está cubierta por una mentira? Y esas son las verdades de estos ponentes.
Fecha: Viernes, 17 de marzo de 2017 a las 10:23
Silvio Ageloff
Sería muy interesante y, acaso, revelador conocer dónde tiene matriculado a sus hijos este ponente, si en una escuela pública, llena hasta los topes de niños inmigrantes, o, tal vez, en una escuela concertada o incluso en una privada, en donde los niños inmigrantes brillan por sus ausencia. Incluso, yendo más lejos, me gustaría saber dónde tienen su domicilio los ponentes de este Congreso -tan defensores de la sociedad multicultural-, si en una zona o barrio en donde los inmigrantes son mayoría o, por el contrario, en un barrio residencial alejado de la masa inmigrada o, tal vez, en una urbanización cerrada y a salvo de las tropelías de la inmigración. Me temo que nos llevaríamos una sorpresa mayúscula si lo supiéramos. Me temo que estos personajes tan defensores de la inmigración masiva se relacionan con la masa inmigrada a través de los libros, conferencias, seminarios y congresos. Quieren que entren, pero que vivan lejos de ellos y de su familia, y que vivan junto a la clase trabajadora y que sea ella la que los socialice en sus barrios, escuelas, zonas de ocio y supermercados. Si quienes fueran hoy al Congreso, hicieran esas preguntas, me temo que se les pondría en un aprieto.

El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados