Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Virginia Saura
Viernes, 17 de marzo de 2017

La Ciudad prepara un protocolo para reforzar el control de los MENA

Guardar en Mis Noticias.

Nieto ha explicado que, junto con Melilla, se ha pedido una reunión a la ministra de Empleo, competente en Inmigración, para elaborar una estrategia que "alivie" la presión migratoria y solucione el "desbordamiento" de ambas administraciones en la atención a menores extranjeros

 

El Gobierno está trabajando en un protocolo de actuación para intensificar el control de los menores, sobre todo de los extranjeros, en zonas y horas donde habitualmente se concentran como pueden ser la explanada del puerto o las inmediaciones del Poblado Marinero. Esta mañana ha comparecido tras el Consejo de Gobierno la responsable del área, Adela Nieto, para mandar un mensaje de “tranquilidad” a la ciudadanía sobre todo después del ambiente de tensión que se ha vivido en la ciudad durante la última semana a raíz del asesinato de Ibrahim el pasado viernes al ser apuñalado por un menor extranjero no acompañado.

 

La consejera ha pedido que no se criminalice al colectivo y ha insistido en que la Ciudad Autónoma está “desbordada” ante la afluencia de menores extranjeros que en estos momentos ascienden a 160 en el centro de 'La Esperanza'. Por eso, ha pedido tiempo para poner en marcha un protocolo que, según ha explicado, intensificará los medios tanto de Policía Local como en el centro de menores, para controlar a quienes se escapan del centro para merodear por lugares como el puerto. No obstante, poco más ha podido especificar Nieto sobre este documento en el que están trabajando de forma conjunta con Gobernación.

 

La situación, según ha apuntado la consejera, preocupa al Gobierno y ha llevado al presidente a contactar con su homólogo en Melilla para pedir una reunión conjunta con la ministra de Empleo y Seguridad Social, competente también en materia de inmigración. El objetivo, además de trasladar el “desbordamiento” que viven ambas administraciones es realizar una “estrategia” con la que poder “aliviar la carga migratoria”, según ha explicado Nieto. Y es que, la consejera ha querido desmentir que la Ciudad Autónoma se pueda lucrar al asumir esta responsabilidad señalando que los fondos que se ingresan para la atención a los MENA son de 1,4 millones de euros mientras que lo que aportan las arcas municipales supera los cinco millones.

 

Sobre la posibilidad de devolver a los menores extranjeros con su familia, en el caso de que se la localice, Nieto también ha explicado que se están manteniendo contactos con oenegés para hacerlo posible. Sin embargo, ha reconocido que “hasta la fecha no se ha podido hacer” y que el mismo ministro de Justicia, Rafael Catalá, apuntó en Melilla que era una cuestión complicada. Por ello, se está barajando la posibilidad de solicitar una reunión con el Ministerio de Asuntos Exteriores para abordar esta cuestión, también de la mano de Melilla, según ha señalado Nieto.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Sábado, 18 de marzo de 2017 a las 11:55
manuelceu
Si tenemos que acoger a este tipo de menores, se les acoge, se les escolariza en regimen de internado con salidas unicamente los sabados por la tarde unas cuantas horas y arreglado. Ya veran las autoridades que cuando estos menores carezcan de libertad de movimientos y se les obligue a estudiar, como he comentado en regimen de internado, se marcharan.

El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados