Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
CEUTA TV / EL PUEBLO
Lunes, 20 de marzo de 2017

El caso Loma Colmenar genera los momentos más tensos de la sesión plenaria

Guardar en Mis Noticias.

La tensión ha protagonizado el debate respecto a la propuesta de Ciudadanos relativa a fijar en el reglamento de la Asamblea los motivos por los que un diputado puede ser suspendido o perder su condición, de tal forma que se recojan aquellos casos en los que los diputados sean investigados por delitos de corrupción. Carreira acusa a Varga de querer recuperar el tribunal de la Inquisición para acabar con los adversarios políticos y Caballas defiende la “honorabilidad” de Mohamed Alí

La propuesta que Ciudadanos llevó en la mañana de hoy a pleno para fijar las “líneas rojas” que implicarían la retirada del acta de diputado en el caso de que un miembro de la Asamblea sea investigado por un caso de corrupción fue tumbada por los 13 votos del grupo del Partido Popular al entender que lo único que pretende esta iniciativa es “instaurar un sistema de persecución política”. El portavoz de los populares, Emilio Carreira, ha acusado a Javier Varga de querer recuperar el tribunal de la Inquisición para “colgar el sanbenito” a los políticos que se vean involucrados en una investigación antes de que sean juzgados.

 

El portavoz de C’s insistió, sin embargo, en que un diputado “no puede estar ni siquiera investigado por delitos de prevaricación, malversación de fondos públicos y falsedad documental” como es el caso de Mohamed Alí, que sigue sentado en su escaño y que ha anunciado su intención de no dejarlo. “Algo tiene que decir el reglamento en estos temas tan sensibles porque nada aporta recoger que se pierde el acta de diputado cuando este fallece”, advirtió Varga para señalar que este “no es un tema que se deba debatir en el despacho” ya que PP y Caballas le reprocharon que sacara este tema en el pleno cuando se va a constituir una comisión para abordar la reforma del Reglamento de la Asamblea, que ya está en marcha. “Queríamos que la Asamblea de Ceuta, teniendo la perspectiva de lo que ha ocurrido (en referencia al ‘caso Emvicesa’), se pronunciara y dijera que se quiere poner una línea roja a este tipo de situaciones”, apostilló Varga.

 

Desde Caballas, claramente aludidos por esta propuesta, Aróstegui quiso defender la “honorabilidad” del líder de su partido y lo hizo sin dudar en arremeter contra los “profesionales de la carroña” que, aseguró, se están aprovechando de esta situación para atacar a su grupo. Asimismo, insistió en la inocencia de Alí del que dijo que se ha visto involucrado en esta causa “sorprendentemente”.

 

“Esta propuesta es una forma cobarde de sacar aquí el tema Emvicesa”, le reprochó Aróstegui a Varga. No obstante, también aseguró que le parecía bueno que el pleno de la Asamblea debatiera sobre una cuestión que está en la calle porque, señaló, no se puede mirar para otro lado. El localista dijo que en su formación están satisfechos con “la limpieza” que se ha iniciado en cuanto a la adjudicación irregular de viviendas. Una práctica que, señaló Aróstegui, se conocía pero que no se había podido denunciar “por falta de pruebas”. 

 

Ahora que hay una investigación en curso, el diputado de Caballas se congratuló que vaya a cambiar la política de vivienda pero también acusó a Juan Vivas de haber dejado la gestión de este área “abandonada”. Asimismo adjudicó el mérito de que se iniciara la investigación al hecho de que Caballas solicitó al Gobierno que denunciara la ‘lista fantasma’ y echó en cara a Ciudadanos que defendiera la legalidad de este listado y dijo que después se vieron conexiones entre personal de la formación y algunos adjudicatarios. 

 

Este comentario fue detonante de uno de los dos momentos de tensión vividos entre los miembros de Caballas y los de Ciudadanos que seguían el pleno tanto en el arco asambleario como entre el público. El primero lo inició también Aróstegui exigiendo, no falto de soberbia, “silencio” a Varga, cuando este precisaba una afirmación al localista, lo que no sentó bien a ninguna de las dos partes. También mandó a callar a Varga el portavoz del PP, Carreira, no de acuerdo con su propuesta le dijo que se callara.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados