Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Martes, 21 de marzo de 2017

El caso del perro que no regresaba a casa desde Inglaterra

Guardar en Mis Noticias.

Un juicio por estafa se salda con la restitución del dinero abonado para el transporte de animales a nivel internacional, pero la trayectoria del acusado, incluso condenado en Suiza y con varias causas abiertas en distintos puntos de España, podrían acabar en la propia Audiencia Nacional

Los juicios en Lo Penal en Ceuta pueden resultar a veces muy rutinarios, pero en ocasiones se producen situaciones sorprendentes, fuera de lo habitual. Incluso cuando se producen casos que terminan con suspensión, dado que previamente a las vistas orales se producen resarcimientos por parte de acusados en beneficio de las víctimas.


Ayer, una de las primeras vistas que se iban a producir en la sala del Juzgado de lo Penal 1 aparentemente no iba a tener mayor trascendencia, pero es un caso que podría incluso llegar a la propia Audiencia Nacional, debido a la extensión territorial que podría estar localizada en distintos puntos de España.


A última instancia, no se celebró el juicio por una presunta estafa en el traslado de un perro a Inglaterra y que después no fue devuelto a territorio nacional, aunque el dinero ya había sido pagado previamente. Los hechos se remontan a varios años atrás, concretamente a tres. Ayer se personaba un hombre, cuya hija y su yerno habían contratado los servicios de una empresa que, supuestamente, se dedica con todas las garantías al transporte internacional de animales.


Hay personas que son dueños de mascotas que son muy reacias a que los animales viajen en medios de transporte como aviones o ferrocariles -sin hablar ya de autobuses- por el riesgo que pudieran sufrir los canes, por ejemplo.


En este caso, se trataba de un perro que, efectivamente, fue trasladado a Reino Unido, concretamente a Inglaterra. Allí llegó el animal. Hasta entonces, todo bien. El perro llegó en condiciones y a tiempo. Pero posteriormente, una vez cumplido el periodo de tiempo que el matrimonio debía permanecer en territorio británico, donde trabajaban, se producía la vuelta a España.


Se pagó para ello. Pero el perro no aparece. Nadie lo transporta a España, de manera que ante la incertidumbre se decide contratar a otra compañía para que se haga cargo del traslado. Ahora bien, como se habían pagado nada menos que 550 euros para que el animal regresara sano y salvo, lo cierto es que el pagador no estaba dispuesto a que el asunto quedara así como así.


“Realicé un número interminable de llamadas a esta persona y siempre me daba largas, hasta que lo puse en manos de la justicia”, declaró el interesado.


De esta forma, y ante la inminencia de una vista oral, la parte acusada decide formalizar un pago en una cuenta privada del interesado. Ya cuenta con un justificante.


En principio, este caso no debería tener mayor recorrido, pero lo cierto es que se pusieron de relieve indicios de que la persona acusada podría haber realizado este tipo de prácticas no solo en diversas regiones españolas, sino también en el extranjero.


Durante los prolegómenos de la vista oral que al final no llegó a celebrarse, un abogado llegado de la península negoció hasta última hora con Fiscalía para tratar de que no se celebrara la vista dado que se habría resuelto previamente a satisfacción de la persona perjudicada.


Finalmente todo llegó aparentemente buen término. El acusado incluso se desplazó desde la capital del reino para asistir a la vista oral que se iba a celebrar en la sala del Juzgado de lo Penal 1 y de hecho durante unos minutos entró en el lugar.


El perjudicado se mostró convencido de que se había realizado el pago ya que se le había dado un justificante del ingreso realizado para evitar que se produjera una vista oral y que terminara en condena.


 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados