Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Luis Mauricio
Lunes, 27 de marzo de 2017

Ramón Pírez y Pavía (Ceuta 1764-1826 Madrid)

Guardar en Mis Noticias.

Mariscal de campo jefe del e.m.del 2º ejército de Valencia
Guerra de la Independencia (1808-1814)

Ramón Pirez nace en Ceuta un 29 de agosto de 1764 siendo bautizado el 2 de septiembre del mismo mes y año en la Parroquia de Nuestra Señora de los Remedios, eran sus padres don Matías Pirez y doña Sebastiana Pavía, naturales ambos de Ceuta.

 

Ingresa en el ejército como cadete en 1775 a los 11 años de edad, en 1784 sería ascendido a subteniente de infantería. En 1794 intervino en la batalla del Rosellón obteniendo por méritos de guerra el grado de primer teniente, durante tres años ejerció como profesor de matemáticas. En 1801 ya como capitán y al tener estudios de ingeniería fue comisionado por el teniente general Negrete para levantar los planos del asedio a Campomayor, Portugal. En 1804 obtuvo el grado de teniente coronel.

 

GUERRA DE LA INDEPENDENCIA (1808-1814)

Al principio de la guerra se encontraba destinado en Cartagena al mando de los batallones 1.º y 2.º de infantería de Valencia, partiendo con urgencia para esta ciudad que estaba siendo atacada por el Mariscal Moncey, resulto herido en el cuello en la acción de Tudela acaecida en diciembre de 1808, en ese mismo mes fue nombrado subinspector de infantería del ejército de Valencia.

 

En 1809 fue ascendido al grado de coronel del regimiento de infantería Almansa, participó en la batalla de Alcañíz a las órdenes de don Joaquín Blake, donde de nuevo fue herido de una bala que le atravesó el brazo. Una vez repuesto de la herida sería nombrado subinspector de infantería de la Corona de Aragón, tomando del mando en Tortosa.

 

De nuevo fue herido en la batalla de Vich, (20 de febrero de 1810), por el mérito demostrado le fue concedida la medalla de distinción de la Junta del Congreso del principado, siendo ascendido a brigadier. En septiembre de este año participó en la batalla de la Bisbal, (15 de septiembre de 1810). De una carta del entonces capitán general de Cataluña don Enrique O´Donnell leemos:

 

Sería faltar a la justicia si no manifestase a V.E., los conocimientos militares que desplegaron en la marcha y movimiento, que hicieron con la división el mariscal de campo marqués de Campoverde y el brigadier don Ramón Pirez.

 

Durante este 1810 debido a las enormes bajas sufridas en el ejército. Con el fin de cubrir estas bajas fue aprobada la creación del Real Colegio Militar de Tarragona mediante una real orden de fecha en Cádiz a 3 de julio de 1810, más adelante se establecerían las asignaturas de matemáticas puras y fortificaciones de campaña, entre los examinadores encontramos a don Ramón Pirez como subinspector de infantería. En este año fue ascendido al grado de mariscal de campo.

 

En 1811 fue nombrado jefe del E.M. del 2.º ejército de Valencia, segundo de los siete ejércitos levantados por el gobierno español antes la invasión napoleónica. El 10 de enero por ausencia en Cataluña de general en jefe del ejército de esta provincia, don Enrique O´Donnell, se nombró a don Ramón Pirez para dicho cargo, pero por indisposición de este, se le asignó al cargo al marqués de Campoverde.

 

El 24 de enero del mismo año se forma un consejo de guerra de generales en que interviene don Ramón Pirez, fue contra don Miguel Lili, conde de Alacha que había sido gobernador de la plaza de Tortosa, este consejo de guerra fue por la rendición de dicha plaza. Al final en conde de Alacha sería amnistiado.

 

Durante este 1811 hay varios partes firmados por don Ramón Pirez como jefe del E.M, entre los meses de septiembre y octubre sobre los ataques franceses especialmente al castillo de Sagunto. De ellos resaltamos uno de fecha 8 de octubre de 1811:

 

Esta tarde a las cinco han intentado los enemigos asaltar con empeño el castillo de Sagunto, habiendo durado el fuego de cañón y fusilería hasta las siete; a las ocho de ha recibido el parte de haber sido completamente rechazados, cuya noticia se apresura a comunicar al público el excmo. Sr. Joaquín Blake, para su satisfacción, que debe ser tanto mayor cuanto a aquella valiente guarnición compuesta de tropas valencianas, está dando a sus compatriotas un heroico ejemplo de firmeza y constancia, que en las ocasiones que se ofrezcan deben tener para frustrar las ideas de los enemigos.

 

Puerta de San José en Valencia (hoy desaparecida) por esta puerta entraron los franceses al tomar Valencia y por ella saldrían los prisioneros de guerra para Francia entre ellos don Ramón Pirez y Pavía. / FOTO CEDIDA

Valencia 11 de octubre de 1811- Ramón Pirez-.

La batalla de Sagunto se produjo el 25 de octubre de 1811. En la noche anterior se reunieron en el cuartel general de don Joaquín Blake, varios oficiales enviados por sus jefes, y con presencia de un diseño del terreno, trazado antes por don Ramón Pirez jefe del E.M., cada cual recibió sus instrucciones con la orden de la hora que se debía de romper el ataque. Esta batalla terminaría con victoria francesa, victoria de gran importancia estratégica para la conquista de Valencia, batalla situada entre los términos de Sagunto y Puzol, distante aproximadamente a 25 kilómetros al norte de Valencia.

 

El 27 de Octubre recibe don Joaquín Blake, un oficio del Consejo de Regencia para que tome el mando en Valencia, con la indicación que tanto el mando político como militar tiene que estar en una sola persona, asumiendo así mismo la Capitanía General del Reino de Valencia.

 

RENDICIÓN DE VALENCIA

En enero de 1812 don Joaquín Blake como comandante en jefe convocó una junta de generales para comunicarles una propuesta de rendición formulada por el mariscal Suchet, a dicha junta acudieron los mariscales de campo entre los que se encontraban, don Carlos O´Donnell, Zayas y Pirez entre otros, así como los coroneles Arce y Zapatero.

 

Una vez rendida Valencia son detenidos los mandos entre ellos el mariscal de campo Ramón Pirez y el Coronel don Juan Antonio Zapatero.

 

Juan Antonio Zapatero, moriría en el depósito prisión de Bauene a los tres meses de llegar a Francia, era natural de Sevilla. estuvo destinado en Ceuta como coronel de ingenieros y fue padre de Juan Zapatero y Navas Ducer nacido en Ceuta en 1810 y que llegaría al grado de teniente general y con el título de marqués de Santa Marina. Juan Zapatero tras la muerte de su padre había sido nombrado por “gracia” subteniente a los cinco años de edad.(De él escribiremos otro día)

 

Volvemos a don Ramón Pirez, el 12 de enero saldría para Francia con los diferentes mandos como prisionero de guerra. 

 

La capitulación de Valencia se compone de 7 artículos que no detallamos.

 

Durante su cautiverio en Francia don Ramón Pirez y Pavía, escribió un interesantísimo manuscrito. Manuscrito hecho un interesantísimo libro para los interesados en el tema con el título de:

 

“Apuntaciones sobre el ejército de Valencia en 1811”. 

 

Autor: D. José L. Arcón Domínguez con edición y notas del mismo.

 

En 1814 al finalizar la guerra regresa a España, siéndole concedida la Cruz de San Hermenegildo y nombrado Caballero de la orden de San Fernando, Cruz de 3ª clase. En este mismo año fue nombrado inspector general de Infantería.

 

En 1815 obtuvo el ascenso a teniente general.

 

El 6 de abril se publicó un amplio informe titulado:

 

Resumen histórico del batallón Hostalrich, arreglado a interrogatorio de S.E. el Inspector General de Infantería don Ramón Pirez, que no detallamos por su largo contenido.

 

El 19 de octubre de 1816 en una circular de ministerio de la guerra se le concede en propiedad el referido empleo de inspector general de Infantería.

 

De Real orden de 28 de abril de 1818, comunicada por el Ministerio de la Guerra al Secretario del Consejo de este ramo: se aprueba y manda observar las instrucciones formadas por el inspector general de Infantería don Ramón Pirez, sobre el régimen que ha de seguirse en los cuerpos a que provisionalmente se agreguen los quintos del actual reemplazo.

 

El 2 de julio de 1818, hay una Real resolución en la inspección general de Infantería, de la que copiamos parte de la misma:

 

Estado que manifiesta la reunión o amalgación de los nueve regimientos de línea y de batallones ligeros que en virtud de lo providenciado en el Reglamento del Ejército de 1.º del corriente mes deben de quedar extinguidos en el arma de Infantería, con expresión de los pueblos en que se hallan sus respectivos batallones, los cuerpos en que estos se refunden, y destino en que existen actualmente, a fin de que en ella queden los treinta y siete cuerpos de línea y diez ligeros que prefija el citado reglamento sin contar con el Fijo de Ceuta.

 

En dicho documento en los apartados de “cuerpos que dejan de existir”, resaltamos algunos por su importancia, IRLANDA, HIBERNIA, ULTONIA, NAPOLES, ALBUERA y VOLUNTARIOS DE MADRID. En dicho documento se adjuntan los cambios de nombres y destinos. Este documento está firmado en Madrid el 2 de junio de 1818 por don Ramón Pirez.

 

Hemos encontrado un curioso documento referente a Ceuta, que pasamos integro:

 

Madrid 24 de enero de 1820

 

El día 7 del corriente tuvieron el honor de felicitar al Rey nuestro Señor por su augusto enlace con la REINA nuestra Señora Doña María Josefa Amalia de Sajonia, a nombre de la Fidelísima ciudad y Plaza de Ceuta, el Excelentísimo Sr. D. Ramón Pirez y Pavía, Caballero Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, de tercera clase de la de San Fernando, Teniente General de los Reales Ejércitos, Inspector General de Infantería: y los Señores D. Miguel Ramón y Villaroel, del Consejo de S.M., su Secretario en Ejercicio de decretos, y oficial de la Secretaría de Estado y del Despacho Universal de la Guerra, y el Brigadier D. Juan Pérez, Coronel del Real Cuerpo de Ingenieros, y Vocal de la Junta Superior del mismo.

 

El 25 de marzo de 1820, Don Ramón Pirez como inspector general de Infantería, hace una exposición al Rey.

 

Esto fue con motivos de la Jura de la Constitución de Cádiz de 1812 por el rey Fernando VII

 

En este mismo año de 1820 hizo su renuncia como inspector general así como de Consejero de la Guerra, tras el pronunciamiento de Riego.

 

En 1821 fue Vocal de la Junta de la Orden de San Hermenegildo.

 

En 1823 acompañó al Gobierno Constitucional en su huida a Sevilla.

 

En 1826 don Ramón Pirez Fallece en Madrid a los 62 años de edad. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados