Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miguel R. Calderón
Miércoles, 5 de abril de 2017

Meteorología: las dificultades para predecir el tiempo

Guardar en Mis Noticias.

A falta sólo de unos días para que comience la Semana Santa, la propia Agencia Estatal de Meteorología (AEMET” no se atreve todavía a ofrecer ninguna predicción fiable. Esperemos acontecimientos

Meteorología y Climatología son conceptos que a menudo se prestan a confusión y no en vano, se suelen citar de forma errónea cuando, por ejemplo, escuchamos en la radio o leemos en la prensa que “el partido se jugó a pesar de la climatología adversa”. Craso error porque cuando hablamos del tiempo atmosférico nos estamos refiriendo a la meteorología que en síntesis analiza el estado de la atmósfera en un momento determinado y ,por supuesto, en un lugar determinado. Por su parte, la climatología estudia la sucesión habitual de tipos de tiempo que se ofrecen a lo largo de un período muy largo de observación , de al menos treinta años, y que permite conocer el clima de un lugar, región etc.

 

La predicción del tiempo es una cuestión de mucha relevancia en nuestros días. De ella dependen decisiones cotidianas, como elegir la ropa del día o acarrear con el paraguas. Pero la predicción meteorológica también es la base de la preparación de situaciones de alerta por parte de los servicios de Protección Civil o la celebración de espectáculos multitudinarios al aire libre. Y aquí entraría de lleno la Semana Santa, a la vuelta de la esquina, festividad religiosa para unos, y de ocio para otros, pero multitudinaria en cualquier caso, con grandes desplazamientos de población y presencia en las calles de las grandes ciudades y de lugares turísticos de muchedumbres humanas dispuestas a disfrutar de lo que les apetece.

 

La predicción meteorológica consiste en la determinación anticipada de los valores correspondientes a variables meteorológicas como la temperatura, la presión, la humedad, la nubosidad, la precipitación, etc. que afectarán a una determinada zona geográfica. Puede realizarse mediante técnicas estadísticas, pero la forma más habitual , y la que normalmente ofrece mejores resultados, está basada en la resolución de las ecuaciones matemáticas correspondientes a las leyes físicas que describen el comportamiento de la atmósfera. Para ello se parte del conocimiento del estado inicial de la atmósfera mediante los datos de observación ya indicados anteriormente.

 

Una vez resueltas estas ecuaciones, con las condiciones iniciales dadas, se obtiene una descripción del estado futuro de la atmósfera y, de este modo, se puede llegar a saber qué tiempo va a hacer después de unas horas o días, es decir, puede elaborarse una predicción meteorológica, como las que habitualmente obtenemos de los medios de comunicación (Tv, radio o periódicos).

 

Ahora bien, estas ecuaciones son de resolución ciertamente complicada, puesto que se trata de ecuaciones para las que no siempre existe una solución exacta que permita conocer los valores futuros de las variables. Por esta razón, los meteorólogos se ven obligados a recurrir a las llamadas técnicas de modelización numérica.

 

Formalmente la predicción numérica del tiempo consiste en resolver de forma numérica un conjunto de ecuaciones diferenciales referidas a la conservación de la masa, de la energía y del momento en la atmósfera. A partir de unas condiciones iniciales, determinadas observaciones hechas en un determinado instante de tiempo, se obtienen los valores de las variables consideradas en un tiempo posterior.

 

Los pasos en los que se desarrolla una predicción de este tipo son los siguientes: En primer lugar recogida de observaciones y control de calidad de las mismas; determinación de las condiciones iniciales en una serie de puntos geográficos que en su conjunto conforman la denominada “rejilla del modelo”. A continuación es necesario resolver las ecuaciones correspondientes a cada punto de la rejilla para un intervalo de tiempo determinado. Posteriormente se repite el proceso de resolución de las ecuaciones hasta llegar a la solución correspondiente al tiempo final de la predicción, ya sea para 24 horas, 48 horas, una semana, etc. Finalmente se realiza la representación gráfica de los resultados en forma de mapas de isolíneas.

 

Además de interpretar mapas, y dependiendo de qué tipo de predicción quiera realizarse, un meteorólogo tiene que consultar también otras fuentes de información a su alcance. Una ayuda importante para la predicción , sobre todo en el corto plazo, son las imágenes que desde el espacio envían el satélite Meteosat y otros satélites de observación meteorológica. Aproximadamente cada quince minutos, el Meteosat recoge una imagen de la zona del planeta donde nos encontramos, y poniéndolas una tras otra pueden identificarse las masas de nubes, ver por su color de qué tipo son, qué ha ocurrido con ellas, a qué regiones afectan, desde dónde llegan, o si tienden a desaparecer o disiparse.

 

A pesar de lo mucho que las técnicas de predicción meteorológica han avanzado, es de todos conocido que a veces se cometen errores y las predicciones realizadas en principio no se cumplen. Estos errores pueden producirse porque los modelos fallan, o porque, también hay que decirlo, el meteorólogo no interpreta bien los resultados (mapas meteorológicos) del modelo.

 

La asociación de fenómenos meteorológicos a los distintos campos de presión, temperatura predichos no es siempre sencilla. Para ello el meteorólogo necesita conocer bien las repercusiones de las distintas variables en la meteorología local, muy mediatizada por las condiciones geográficas de cada lugar. 

 

A falta sólo de unos días para que comience la Semana Santa, la propia AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) no se atreve todavía a ofrecer ninguna predicción fiable. Esperemos acontecimientos

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados