Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
V.S.C.
Martes, 18 de abril de 2017

El caos circulatorio cada vez llega antes a la carretera nacional, colapsada desde primera hora

Guardar en Mis Noticias.

La frontera ha sido paralizada esta noche y no están saliendo vehículos hacia Marruecos

Los colapsos en la carretera de la frontera, coincidiendo con los días en los que el comercio del bulto está activo, no son nuevos. No obstante, cada vez son más frecuentes y comienzan más temprano. En la jornada de hoy, antes de las once de la mañana, el caos circulatorio ya se había apoderado de este vial y los vehículos llegaban hasta la barriada de Miramar Bajo. Además, los coches se encontraban taponando la salida de los polígonos del Tarajal y los accesos al centro de salud de esta zona, al Hospital Universitario y a Loma Colmenar.


El origen de estos atascos, cada vez más problemáticos para las personas que viven o trabajan en la zona fronteriza de la ciudad, se encuentra en los vehículos cargados con mercancía que están sustituyendo a los porteadores ahora que su paso se ha limitado por el Tarajal II. Esto ha llevado a que los atascos, que hasta ahora se producían sobre todo a última hora de la tarde, también se originen por la mañana. 


En la jornada de hoy, la Guardia Civil tuvo que intervenir para poner orden en los cruces de Loma Colmenar, el centro de salud del Tarajal y, sobre todo, en la cuesta conocida como de ‘El Jato’. No obstante, el atasco no se pudo disipar fácilmente y el caos circulatorio marcó la mañana.

 

Además, por la noche, la frontera ha quedado paralizada y desde las nueve no sale ningún vehículo hacia Marruecos. Decenas de coches se encuentran en la carretera nacional en dirección a la frontera atrapados. Una situación que ya han denunciado desde diversos partidos de la oposición mientras que el Gobierno está pendiente de la apertura del vial del Puente del Quemadero para, al menos, aliviar los accesos a la barriada del Príncipe.
 

Mientras, el transporte sigue siendo uno de los sectores más afectados por este caos circulatorio intrínseco al comercio del bulto y la actividad de los polígonos. Y es que, el acceso a las naves se convierte en una prueba para los transportistas que se ven atrapados en colas interminables ante las que, han denunciado ya en varias ocasiones, no se toman medidas. Los taxistas y los autobuses son otros de los grandes damnificados.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados