Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
E.P
Jueves, 20 de abril de 2017

El presidente del nuevo gobierno marroquí promete “protección y asistencia" para los MENA

Guardar en Mis Noticias.

Por primera vez en un programa gubernamental, el jefe de gobierno hizo referencia al caso de los menores marroquíes no acompañados, convertido en un problema de orden público en Ceuta y Melilla, pero también en París y hasta en Estocolomo; para ellos, Otmani prometió “protección y asistencia porque son una categoría vulnerable y pueden sufrir todo tipo de explotación, de la sexual a la religiosa”.

El presidente del nuevo gobierno marroquí, Saadedín Otmani, leyó ayer ante el plenario de las dos cámaras parlamentarias el programa de gobierno para los próximos cinco años, con un marcado tono técnico y casi átono en lo político, sin el menor indicio de que es un islamista el que lo preside.

 

El gobierno está formado por una coalición de seis partidos entre los que el Partido Justicia y Desarrollo (PJD) de Otmani, ganador de las elecciones, ha quedado diluido entre partidos de corte derechista, liberal y socialdemócrata, que se han repartido los 38 puestos ministeriales.

 

Otmani leyó durante más de una hora un programa muy continuista con respecto al anterior gobierno, presidido por su correligionario Abdelilah Benkirán, secretario general del PJD y que en los últimos comicios fue cabeza de cartel electoral del partido, pero fue apartado por el rey Mohamed VI tras pasar cinco meses sin conseguir formar gobierno.

 

La única novedad del programa del nuevo gobierno incluye la promesa de continuar la reforma del sistema actual de subvención a los productos de primera necesidad, lo que significa que Otmani se atreverá a acabar con la histórica subvención a la harina, considerada garante de la paz social en el país.

 

“Quitaremos los subsidios de forma gradual para poder financiar programas de apoyo social a las categorías vulnerables y necesitadas”, dijo Otmani sin dar fechas concretas, al tiempo que se comprometió a crear una base de datos de las familias más necesitadas “para que las ayudas se distribuyan de forma más justa y eficaz”.

 

Asimismo, se comprometió a bajar el analfabetismo -una lacra histórica en el país- del 32% actual al 20% en los cinco años de gobierno, y a aumentar la cobertura sanitaria al 90% de la población.

 

Por primera vez en un programa gubernamental, el jefe de gobierno hizo referencia al caso de los menores marroquíes no acompañados, convertido en un problema de orden público en Ceuta y Melilla, pero también en París y hasta en Estocolomo; para ellos, Otmani prometió “protección y asistencia porque son una categoría vulnerable y pueden sufrir todo tipo de explotación, de la sexual a la religiosa”.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados