Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miguel R. Calderón
Sábado, 22 de abril de 2017

La Expo’92 de Sevilla cumple veinticinco años

Guardar en Mis Noticias.

Los edificios más señeros quedaron dentro del proyecto Cartuja-93. Ese proyecto reutilizaría la herencia tecnológica de la Expo para convertir el recinto en lo que es hoy, e un gran complejo dedicado a la investigación, la formación y la actividad empresarial

Un 20 de Abril de 1992, hace ahora veinticinco años, se inauguraba en Sevilla la magna Exposición Universal conocida popularmente como la Expo del 92 y que significó un antes y un después en la historia de la ciudad hispalense, llegando a convertirse durante seis meses hasta el 12 de Octubre , día de su clausura, en el centro del mundo y en capital universal, pues no en vano el recinto de La Cartuja recibió más de 41 millones de visitas en los 176 días de apertura, lo que supuso , por un lado, una media de visitantes diaria que rondó siempre las 250.000 personas, y por otro, el acercamiento a costumbres y culturas de diferentes países, aglutinado en 95 pabellones, algunos de ellos de gran calidad arquitectónica.

Pero hagamos un poco de historia. El 31 de mayo de 1976, el Rey don Juan Carlos expresa en la ciudad de Santo Domingo (República Dominicana), su deseo de que, con ocasión del V Centenario del Descubrimiento, se celebre en España una Exposición Universal. En marzo de 1982 es presentada la candidatura de Sevilla. Una vez aceptada la solicitud se determina- julio de 1985- que la Exposición se celebre en la isla de la Cartuja, una lengua de tierra de forma triangular, bordeada por el Guadalquivir, casi desértica y con una superficie de 500 has. Dos años más tarde, en agosto de 1987, se iniciarían las obras de infraestructura del recinto que ocuparía 215 has. del total de la isla.

Aquellos terrenos baldíos se convirtieron en cinco años en una ciudad nueva y única con 95 pabellones, 21 espacios para espectáculos, 300.000 metros cuadrados de parques y jardines; líneas de autobuses, trenes, telecabinas, barcos, 96 restaurantes, 51 tiendas, 16 oficinas bancarias y un largo etc.

Seiscientos cincuenta mil fueron los metros cuadrados de superficie construida. El recinto fue urbanizado en torno a un gran eje de 2,3 kms de longitud: el Camino de los Descubrimientos, que recorría la isla de Norte a Sur y que delimitaba, básicamente cuatro zonas; la Zona internacional, donde se agrupaban los pabellones de los países participantes, organizados en cinco avenidas; la Zona del lago , en la que se encontraban los pabellones de las 17 Comunidades Autónomas, el pabellón de España y la Plaza de América, que agrupaba a 16 países den Nuevo Continente; la Zona de los pabellones temáticos junto con el auditorio y la zona de jardines y , finalmente, la Zona Sur, que albergaba al monasterio de Santa María de las Cuevas, la puerta de Triana y el llamado World Trade Center (edificio Expo), el centro de prensa y las oficinas de Expo-92.

El resto del recinto estaba formado por parques y jardines y espacios públicos, acondicionados bioclimáticamente para crear unas condiciones ambientales más agradables , teniendo en cuenta los rigores del verano sevillano. En este aspecto no se regatearon esfuerzos y se ideó un microclima para hacer más atractiva la permanencia en el recinto. Estanques, láminas de agua, pulverizadores, micronizadores, fuentes y cascadas conseguían atemperar el calor, creando en los visitantes sensaciones de frescor. En este capítulo del microclima destacaba la Esfera bioclimática ( o esfera de agua), con 22 metros de diámetro y formada por una malla metálica de formas triangulares plagada de micronizadores. La Esfera era capaz de producir casi seis millones de frigorías cada hora y estuvo considerada como uno de los emblemas de la Expo-92 

El lema de la Exposición fue: La Era de los Descubrimientos, haciendo directa alusión al quinto centenario del Descubrimiento de América . La mascota oficial de Expo-92 se llamó ¨Curro¨ , un simpático pájaro de pico y cresta multicolor, diseñado por el alemán Heinz Edelmann, y dado a conocer en Madrid el 14 de marzo de 1989, siendo presentado oficialmente en la Plaza de España de Sevilla, el 20 de abril de 1990. ´Curro´ se convertiría en una imagen que potenciaría a Sevilla y su Exposición en todo el mundo.

[Img #30943]

Nunca una Exposición Universal reunió a tantos países, superando a la celebrada en Osaka (Japón). Un total de 112 países, 52 más de los previstos inicialmente, de los cinco continentes, se dieron cita en el recinto de la Cartuja: 30 de Europa, 33 de América, 18 de Asia, 21 de África y 10 de Oceanía(Australia y las islas).

En los 176 días que duró la Expo-92 visitaron la Muestra 37 miembros de familias reales, entre ellos Lady Diana y Carlos de Inglaterra; 43 Jefes de Estado como Françoise Miterrand y 26 Jefes de Gobierno de distintos países. El día que más visita tuvo la Expo fue el 3 de Octubre cuando se registraron 629.000 personas , sin que ocurriera ningún incidente ni accidente como bien recordaría en su momento Eduardo Casinello, Comisario de la Muestra, que había sustituido, tras su cese, al gran artífice de la Expo y primer Comisario de la misma, don Manuel Olivencia Ruíz.

La Expo-92 sería también el mayor escenario del mundo, por el que desfilarían representantes de todos los géneros artísticos. La ópera y el “rock”, el “pop” y la música negra, el “jazz” y las grandes orquestas sinfónicas del mundo. En total se programaron más de 50.000 actuaciones en vivo, configurando la oferta de espectáculos más ambiciosa que jamás ha tenido ciudad alguna en el mundo.

A los visitantes de la Expo ´92 se les ofrecían diferentes opciones de entradas. Los más pequeños- menores de 5 años- podían entrar gratis y luego las tarifas variaban según la franja horaria elegida. Por ejemplo una entrada de tarde/noche ( desde las 20:00 h hasta las 004 h. del día siguiente) costaba 1.000 pts; la entrada de un día completo alcanzaba la cifra de 4.000 ptas para un adulto. No obstante, había días especiales con rebajas sensibles en los precios; pases de temporada, para grupos, días familiares etc.

Sevilla fue también la gran beneficiada, como no podía ser menos, de la celebración de la Expo Universal. Un gran programa de obras públicas y transformaciones urbanísticas convirtieron la capital hispalense en una ciudad moderna y más atractiva aún para el turismo. Se construyeron ocho nuevos puentes, quedando algunos de ellos como emblemático testimonio de la Expo. En concreto: el puente del Alamillo, una estructura atirantada de 200 metros de luz, con un pilón, ligeramente oblicuo de 140 metros de altura, diseñado por Santiago Calatrava; el puente de la Barqueta, que une el recinto de la Expo con el casco histórico de Sevilla y que es reconocido en el mundo de la ingeniería y la arquitectura por su elegancia y diseño y el puente del Centenario, con sus 2018 metros entre estribos, que en aquella época-fue inaugurado en 1991- pasaba por ser el puente atirantado más largo de España . A ello podemos añadir el programa de infraestructura viarias con la creación de la circunvalación SE-30, hoy obsoleta, la autovía del 92,que trataba de vertebrar Andalucía, la autovía A-49, conectando con Huelva y sobre todo la línea del tren de Alta Velocidad AVE que unía Madrid con Sevilla en algo menos de dos hora y media de trayecto.

A 25 años vista de la Expo del 92, nos queda la huella indeleble de las grandes realizaciones que se hicieron para el magno acontecimiento. Los edificios más señeros quedaron dentro del proyecto Cartuja-93. Ese proyecto reutilizaría la herencia tecnológica de la Expo para convertir el recinto en lo que es hoy, e un gran complejo dedicado a la investigación, la formación y la actividad empresarial.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Domingo, 23 de abril de 2017 a las 19:34
abdelmalik Abdelkader M
Se le ha olvidado mencionar que después de la expo las infraestructuras de la economía de muchas familias quedó muy bien saneadas, sobre todo la de los hermanos Guerra.

El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados