Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

El Pueblo
Sábado, 29 de abril de 2017

La extorsión se denuncia ante la Policía

Guardar en Mis Noticias.

La sesión plenaria de ayer se convirtió en una auténtica tormenta, más propia de la lluvia que caía a raudales fuera del Palacio Autonómico que de lo que debe de ser el debate en una Asamblea. La tempestad se desató con un simple comentario que al final acabó salpicando, cómo no, a los medios de comunicación, que se han convertido en los últimos tiempos en un blanco fácil para cualquier político que se precie cuando, ante cuestiones que no le gustan, culpa a los medios de ser el origen de todo problema. No obstante, volviendo al origen de la cuestión, Nuria Miaja lanzó el desencadenante de la bronca que llegó a paralizar el pleno al espetarle a Emilio Carreira que no vive en Ceuta. Otro de los ‘run run’ que se van escuchando por la ciudad y que hizo explosionar al diputado popular, que no dudó en llamar sinvergüenza a la socialista y exigirle que rectificara. Pero ninguno de los dos lo hizo. Tras un momento álgido con insultos, aspavientos y Miaja saliendo de la sala, llegó el turno de las explicaciones. Para defender su postura, Carreira disparó a los medios de comunicación señalando que Miaja se ha subido al tren de los “extorsionadores”. Una práctica de la que acusó al responsable de un medio concreto, aunque sin decir nombres, lo que provocó que la acusación se hiciera extensiva al resto, para justificar que deja las competencias de comunicación por no querer seguir haciendo frente a las supuestas presiones que dijo estar recibiendo por su gestión de la publicidad institucional. Unas afirmaciones ante las que resulta curioso como algún medio se abstrae, como si por encima del bien y del mal se encontrara, pero que sí utiliza para dar nombres de otros y meterlos explícitamente en un saco en el que ellos parecen no estar. Y es que Emilio Carreira habló del delito de extorsión pero olvidó hablar de otro como es el tráfico de influencías, por el que alguno ya está siendo investigado. En este sentido, si Carreira se siente extorsionado lo que debe hacer es denunciar inmediatamente ante la Policía a quien lo está chantajeando. Una extorsión justifica medidas excepcionales, pero no la torpeza del extorsionado.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados