Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Redacción
Domingo, 30 de abril de 2017

Sin medios, de nada sirven las sanciones

Guardar en Mis Noticias.

La nueva Ordenanza de limpieza pública y gestión de residuos está llamada a ser el instrumento que permita atajar situaciones que se han convertido en un verdadero problema de salubridad. Las ‘minas’ que se encuentran en las calles, gracias a los propietarios de animales con los que no va lo de recoger los excrementos, es algo cada vez más molesto y más abundante. Por eso, las sanciones contempladas para esta práctica incívica son una de las medidas estrella de este texto que ya se ha aprobado de manera provisional. No obstante, el reglamento no deja de ser un instrumento para hacer entrar en el redil del civismo a quien nunca ha querido estar ahí, pero es necesario contar con medios que permitan llevarlo a la práctica y, sobre todo, perseguir a quienes no lo cumplan. Si no, de nada habrá servido el trabajo para sacar adelante esta ordenanza, y de nada servirá lo que en ella se recoge. Cuestiones que, en algunos casos, se antojan difíciles de conocer como si el aceite usado se vierte o no por el desagüe. Es en estos casos donde la concienciación prevalece sobre la sanción. Y es que, una vez que están marcadas las líneas rojas del civismo en cuanto a limpieza, también es importante concienciar a la población sobre que, más importante que no tener que pagar una sanción, es dejar un planeta habitable a las futuras legislaciones. La educación, para contribuir a un planeta más sostenible, es fundamental también en la lucha contra el incivismo. Una lucha en la que todos los ciudadanos se encuentran en el campo de batalla y, por eso, en esta ordenanza se hace un llamamiento a la colaboración ciudadana señalando que cualquiera puede denunciar una conducta incívica. Ahora ha llegado el momento de pasar de la queja a la acción y de poder ir contra quienes no han tenido respeto por los demás. Eso sí, la administración debe ser la primera dispuesta a ello.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados