Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Pueblo
Miércoles, 3 de mayo de 2017

Ni juez, ni parte, sino testigos imparciales

Guardar en Mis Noticias.

La presunción de inocencia es una premisa que, en la sociedad actual, ha perdido gran parte de su significado e importancia. Tras publicarse en un medio que existe una denuncia contra cualquier personaje, máxime si esta denuncia está relacionada con un tema de corrupción, el juicio público es inmediato e inclemente. No falta el escarnio tampoco por parte de quienes más que filia sienten fobia por aquel que ha sido denunciado. Y luego, años más tarde, cuando se resuelve la denuncia, el fallo ya es lo de menos. La sombra que recayó sobre el acusado, es difícil de disuadir y el daño ya está hecho. El último ejemplo de estos juicios injustos es el que sufrió el exdirector provincial del Ministerio de Educación en Ceuta. El Juzgado de Instrucción número 9 de Granada ha ordenado el sobreseimiento provisional de las diligencias previas abiertas tras la denuncia formulada, en el año 2013, por un presunto tráfico de influencias cometido por Cecilio Gómez, por haber facilitado, supuestamente, que su esposa, Carmen Morón, pudiera trabajar a tiempo completo en la Universidad de Granada (UGR). Ahora esta denuncia acaba en la papelera, pero no así las muchas críticas que en su momento recibió Gómez. Él siente que su imagen ha sido dañada injustamente y no le falta razón pero, ¿a quién le puede pedir ahora cuentas y por qué? Lo que sí ha abierto es la puerta a la reflexión del papel que deben jugar los medios de comunicación al informar de casos de presunta corrupción y de las denuncias que se interponen por estos motivos. Los medios no pueden ser ni juez ni parte, si no espectadores imparciales de lo que ocurre. Un norte que, a veces, es fácil perder, pero al que hay que volver continuamente para ofrecer la información neutral y fidedigna que los lectores merecen, pero que también merecen quienes son protagonistas de las informaciones.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados