Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Virginia Saura
Miércoles, 17 de mayo de 2017

El transporte de mercancías, estancado desde hace meses

Guardar en Mis Noticias.

Los problemas en la frontera y la inactividad en los comercios de los polígonos ha hecho que las mercancías que llegaban a la ciudad se deriven a otros puertos como Melilla

Caos total. Con estas dos palabras define Manuel Sánchez, de la Asociación de Transportistas de Ceuta, la situación que se está viviendo en los polígonos del Tarajal debido a los continuos problemas en la frontera. Él es uno de los representantes empresariales que participó este lunes en una reunión a la que asistieron empresarios de todos los sectores afectados por estos problemas. Y es que, lo que perjudica la actividad de los polígonos termina dañando colateralmente a otros sectores como el del transporte, como constata Sánchez. Un efecto dominó que termina amenazando la economía de toda la ciudad, sustentada principalmente en el sector servicios y, por ende, en el comercio, y así se pudo ver en la reunión de este lunes.


El representante de los transportistas cuenta cómo en estos momentos su actividad es mínima y está casi paralizada. Una situación insólita en Ceuta justo antes de que comience el Ramadán. Los días previos al mes del ayuno suelen ser de actividad frenética para los comerciantes del Tarajal. Hacia Marruecos sale mucha mercancía que ahora se encuentra estancada en los almacenes de los comerciantes. Apenas hay venta y no se mueven los productos, lo que lleva a cancelar pedidos o hacer los mínimos necesarios, lo que a su vez conlleva que los transportistas no tengan material que trasladar y que al puerto dejen de llegar mercancías.


Según explica Sánchez, en estos momentos se está desviando mucha mercancía hacia Melilla. En la otra ciudad autónoma los productos salen hacia Marruecos con fluidez y no se están dando los problemas que se registran en Ceuta. Pero no sólo Melilla se ha convertido en un alternativa, si no también otros puertos marroquíes, ya que la mercancía que pasa por Ceuta, no se queda en la provincia de Tetuán, si no que, se distribuye por todo el Magreb, y así lo recuerda Sánchez.


Últimos tres meses
Así, los transportistas tienen poco trabajo y ven cómo cada vez su actividad va a menos. El problema, según explica el representante de la asociación, se ha acrecentado durante los últimos tres meses. En este tiempo, señala, se han producido varios “parones” de trabajo como el de Semana Santa o los cierres en la frontera tras las avalanchas de porteadores.


“Si la frontera no trabaja, cuando se abre llega el caos”, apunta Sánchez, que hace hincapié en diferenciar la salida de bultos a espaldas de los porteadores de la salida de mercancía que procede de naves legalizadas. Mientras que los primeros salen de naves ‘consigna’ o ‘nodriza’ ilegales, que en muchas ocasiones no están siquiera en el interior de los polígonos, la segunda es mercancía legal de comercios legalizados. Esta es la mercancía que mueven los ceutíes, que se está dejando de vender, y cuya paralización afecta a los ceutíes. De ahí, que los afectados reclamen un solución urgente por parte de las autoridades.


Reuniones infructuosas
Sánchez lamenta que, a pesar de las reuniones que han mantenido con Delegación del Gobierno y Ciudad Autónoma, la última hace apenas unos días, las reivindicaciones de los empresarios no se han plasmado ni se han solucionado sus problemas. Por eso, tienen pocas esperanzas de que la situación cambie a no ser que se tomen medidas drásticas. La respuesta que han obtenido hasta ahora han sido “buenas palabras” que, no obstante, “no han quedado en nada”, según lamenta el responsable de la Asociación de Transportistas.


Desde este sector tampoco entienden por qué las administraciones españolas no han aportado aún una solución que ayude, al menos, a paliar el problema que están viviendo los empresarios del Tarajal, ya que entienden que la frontera no se puede ampliar de un día para otro. Sánchez asegura que no sólo Marruecos es responsable del actual caos y entiende que el polígono está “secuestrado” desde el momento en que se derivó el paso de los porteadores por el interior del mismo. Eso supuso que se bloquearan las naves y perjudicara la actividad de los comerciantes, y ahora se les impone a los empresarios que contraten vigilancia privada para controlar este tráfico de porteadores que no les reporta ninguna ganancia y sí muchos problemas. Al sector del transporte también.


Alternativa al Tarajal
Para Sánchez hay una solución que, a corto plazo, ayudaría a paliar los problemas que sufre el comercio de los polígonos y los sectores que orbitan en torno a él: la apertura del paso de Benzú. Esto, manifiesta, ayudaría a reducir el volumen de tráfico en la frontera y, por tanto, las retenciones. Con los porteadores pasando por Benzú, la frontera del Tarajal podría ser un paso ágil para los turistas que llegarían con más facilidad a la ciudad para poder consumir en ella, pero también saldrían otro tipo de mercancías hacia Marruecos con mayor diligencia. Sin embargo, el Gobierno desecha esta opción.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados