Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
J.M. Rincón
Jueves, 15 de junio de 2017

Miles de porteadores provocan graves retenciones en Ceuta y Marruecos

Guardar en Mis Noticias.

Las primeras retenciones, de unos 10 kilómetros de distancia se produjeron por la mañana en Marruecos, mientras que en Ceuta las largas colas comenzaron a generarse a partir de las 14.30 horas. Dos avalanchas de porteadores provocan el cierre del Tarajal II a petición de las autoridades marroquíes. Pese a las retenciones, la Guardia Civil y la Policía Local lograron mantener los accesos despejados.

Tan sólo una hora y media duraba ayer la reapertura del Tarajal II después de haber permanecido cerrado tres días a petición de las autoridades marroquíes por cuestiones de seguridad.


Tal y como estaba previsto, después de que Marruecos solicitara a las autoridades españolas el cierre del paso del Tarajal II el pasado jueves día 8 por motivos de seguridad, este miércoles se procedía a su reapertura a las 7.30 horas. Miles de porteadores esperaban en el otro lado de la frontera con la esperanza de poder coger la tarjeta correspondiente que le permitiera acceder a los polígonos a través del paso Tarajal II y así trasladar la llamada mercancía del bulto hacia territorio marroquí. Los tres días que el Tarajal II ha permanecido cerrado a petición de Marruecos, provocó que ayer se agolparan en el lado marroquí alrededor de 20.000 porteadores, tal y como así lo confirmaron fuentes del país vecino, quienes ansiosos de poder pasar algún bulto originaron una primera avalancha poco después de las 7.30 horas que las autoridades marroquíes a duras penas pudieron contener.


Esta primera avalancha originó que el paso de porteadores por el Tarajal II se ralentizara, aunque poco a poco se iban entregando tarjetas y abriendo paso a los porteadores. Pero minutos más tardes volvió a producirse una segunda avalancha de porteadores que veían que podían quedarse un día más sin poder llevar dinero a sus casas.


La desesperación y la crispación por este hecho estuvo a punto de generar una tercera avalancha poco antes de las nueve, y esta peligrosa situación llevó a las autoridades marroquíes, desbordadas por la masiva presencia de porteadores, a solicitar a las autoridades españolas a cerrar el paso del Tarajal II. Por lo que el citado paso quedaba cerrado a las 9.00 horas con un registro de paso, en la hora y media que estuvo abierto, de tan sólo 700 porteadores.


Esta decisión desencadenó una multitudinaria protesta de los porteadores que prácticamente colapsaron los accesos de la frontera en su zona marroquí, originando que se viera afectada la fluidez del paso de vehículos desde Marruecos a Ceuta y generando esta vez, kilométricas retenciones, no en vano, las autoridades marroquíes aseguraban que las largas colas de vehículos que pretendían entrar a Ceuta y que no podían hacerlo se extendían a lo largo de unos 10 kilómetros. No sin dificultades, las autoridades marroquíes fueron restableciendo el orden en su zona, pero mientras se lograba esta normalización el reloj seguía avanzando y, tal y como se viene haciendo desde la semana pasada, a las 11.00 horas se prohibía el paso de cualquier “vehículo-patera”, circunstancia esta que unida a la poca fluidez que hubo a la hora de acceder a Ceuta provocó que no fueran tantos los vehículos destinados a cargar mercancías los que lograran su objetivo.


Todo ello originó finalmente que la N-352 estuviera durante buena parte de la mañana de ayer fluída y sin retenciones, aunque la la alegría no duró mucho, ya que aproximadamente sobre las 14.30 horas, comenaron a verse las primeras retenciones en la N-352, que poco a poco se fueron agravando a medida que intentaban retornar a Marruecos los vehículos patera que habían logrado acceder a la ciudad para cargar su mercancía junto a los otros vehículos patera que se sabe queno provienen de Marruecos sino que son de personas que se dedican al porteo y son residentes en Ceuta.


Las colas llegaron nuevamente hasta cerca de Juan XXIII, pero la rápida actuación de los agentes de la Guardia Civil desplazados hasta cada uno de los cruces y accesos, junto con la colaboración de los agentes de la Policía Local, y la habilitación de la explanada del Chorrillo, acondicionada con vallas para acoger estos vehículos patera, se fue normalizando una situación que tuvo como excepcional que ninguno de los accesos y los cruces que normalmente se ven colapsados, ayer estuvieron despejados para facilitar el tránsito de vehículos.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados