Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
J.M. Rincón
Viernes, 16 de junio de 2017

Vivas: “El salto de los últimos 40 años en gran medida se debe a vuestro buen trabajo”

Guardar en Mis Noticias.

La Ciudad homenajea a once maestros de Primaria y nueve de Secundaria que se han jubilado después de una dilatada y exitosa vida dedicada a la docencia. “Es triste que ejerciendo una labora tan importante, no se goce de una mayor estima en la sociedad”, se ha asegurado durante el acto, mientras también se emplazó a crear una ley educativa “sin vaivenes políticos y realizada por los profesionales de a pie”

Como cada año, la Ciudad ha homenajeado, a través de la Consejería de Educación y Cultura, a los docentes que este año se jubilan. El acto se ha desarrollado en el Salón del Trono del Palacio Autonómico, y ha contado con la presencia del presidente de la Ciudad Autónoma, Juan Jesús Vivas, el consejero del área, Javier Celaya, y el director provincial del MECD, León Bendayán, así como con otros miembros de la Asamblea y familiares de los homenajeados.


Antes de comenzarse con la entrega del escudo de magisterio a todos los docentes jubilados, se proyectó un emotivo video donde iban apareciendo imágenes de ellos y de esta larga vida dedicada a la docencia, que arrancaron aplausos y algunas que otras lágrimas.


Seguidamente, uno a uno se fueron llamando a los once maestros de Primaria que se han jubilado este año.


José Luis Jordán fue el encargado de ofrecer a los asistentes unas palabras, con las que intentó no emocionarse, en representación de los maestros de Primaria que se jubilaban. 


Durante su intervención, Jordán reconocía que dejan atrás una etapa muy importante de sus vidas para empezar otra completamente diferente en la que todavía les queda mucho camino por recorrer y muchas cosas por hacer.
Jordán quiso inicialmente agradecer a la Ciudad el reconocimiento a una trayectoria profesional como docente, y no pudo olvidarse de aquellos compañeros que iniciaron esta andadura y que hoy ya no están entre ellos.


La mayoría de estos docentes llegaron con la Ley General de Educación, estudiaron con el plan educativo de 1967, donde al margen de tratar las asignaturas convencionales contaron también con otras que sirvieron para ejecutar una educación completa, con la que aprendieron a amar nuestra cultura, a hablar y escribir correctamente, con unos libros de lectura con menos “dibujitos” que los de ahora.


Jordán puso de relieve la ilusión con la que salieron de la Normal, desde donde empezaron a romper con un sistema educativo tradicional, que no retrógrado, y a la que siguieron muchas leyes que intentaban modificar el sistema educativo como la LOECE, LODE, LOGSE, LOCE, LOE y por último la LOMCE, indicando que “si no fueran por las iniciales LO la verdad es que ni nos acordaríamos de ellas, y todas llegan con muy buenas intenciones pero ninguna se para a oir al maestro, el verdadero protagonista de este tinglado”.


Tras esta reflexión, Jordán aprovechó para lanzar una pregunta a las autoridades sobre para cuando una ley educativa “sin vaivenes políticos y realizada por los profesionales de a pie”.


Jordán ha destacado que durante todo este recorrido profesional han formado generaciones de alumnos siempre en un ambiente de tolerancia, respeto y confianza, y motivándolos día a día.


Para concluir, Jordán se acordó de Platón, recordando que decía que “la educación es un proceso continuado a lo largo de toda la vida y que cualquier hombre es capaz de tener hijos pero no cualquiera es capaz de educarlos”, aunque sincerándose Jordán dudó si quedarse con Platón o con la apreciación del Juez de Menores de Granada, Emilio Calatayud, en la que se dirigió a sus alumnos diciéndoles que “deberéis elegir entre Platón y Paquirrín, y espero que acertéis”.


Secundaria
Una vez finalizada la intervención de Jordán, se continuó con el homenaje a los docentes de Secundaria, que al igual que los de Primaria, fueron saliendo uno a uno para que se le hiciera entrega del citado escudo.


A continuación, Clara Benhamú, profesora de Secundaria, fue la encargada, al igual que José Luis Jordán, de dirigirse a los presentes en nombre de los docentes jubilados de Secundaria. Durante su intervención, Benhamú intentó reflejar en sus palabras los pensamientos e incluso los sentimientos que podrían tener todos los docentes que en el día de ayer fueron homenajeados por el hecho de jubilarse tras una larga y exitosa trayectoria como docentes.


La profesora centró su intervención en cuatro cuestiones en las que realizar balance: “¿Hicimos una buena elección?, ¿hemos hecho bien nuestro trabajo?, ¿qué pudimos hacer mejor? Y ¿qué nos queda hoy de todo ello?”.


Sobre la primera de las cuestiones, Benhamú reconocía que quizás en su momento no eran conscientes de la verdadera dimensión de lo que iban a comenzar hacer, que no era otra cosa que comprometerse en una de las tareas más “vocacionales, apasionantes, creativas y gratificantes” que podían elegir y al mismo tiempo “más absorventes y de mayor responsabilidad”.


Aunque la docente reconocía que ser profesonres no les ha servido ni para hacer fortuna, ni para hacerse famoso, pero si les ha proporcionado momentos “maravillosos”. Benhamú reconoció que resulta abrumador descubrir la enorme influencia que los profesores tienen en los alumnos y los alumnos sobre la vida de sus profesores.


Pero la docente reconoció que no todo durante este largo camino profesional ha sido un camino de rosas, y manifetó que a veces han sentido impotencia ante la actitud de algunos padres, o no se han sentido apoyados por quienes tenían la obligación de hacerlo, y sobre todo “casi nunca nos hemos sentido valorados socialmente como considero que merecíamos”. Benhamú reconoció que “es muy triste que ejerciendo una labor tan importante como la docencia, los maestros y los profesores no gocen de una mayor estima en la sociedad”.


Sobre la segunda de las cuestiones, Benhamú indicaba que tan sólo basta con mirar alrededor para ver a tantos antiguos alumnos que hoy son fantásticos profesionales y mejores personas, y que vienen a dar fe de que estos docentes no lo han hecho nada mal.


Reconociendo que su espinita clavada es el no haber podido estar más tiempo en el IES Luis de Camoens, dando respuesta así a la tercera de las cuestiones planteadas, Benhamú afrontaba la cuarta y última de las cuestiones para asegurar que de todo estos años les queda precisamente todo lo que han aprendido, que es mucho, y esencialmente las personas, llegando a calcular que unos 6.000 alumnos han pasado por las manos de cada uno de estos docentes, y que andan por ahí en sus negocios, despachos, consultas, aulas, y que siempre seguirán siendo sus alumnos.


Para finalizar, Benhamú se quedó con dos frases para que los docentes que han llegado a su jubilación se sientan orgullosos de haber aportado su granito de arena para merjora el mundo. Así recordó a Nelson Mandela con su frase “la Educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”, y otra de Confucio, “la Educación genera confianza; la confianza genera esperanza, y la esperanza genera paz”.


Vivas
El acto quedó clausurado con la intervención del presidente Vivas.


La educación es “la principal oportunidad de una sociedad para el progreso y el bienestar”, ha considerado el presidente de la Ciudad en el homenaje que, como cada junio, ha brindado la Ciudad de Ceuta a los maestros y profesores que se jubilan con el curso. “España en estos últimos 40 años ha pegado un salto y en gran medida se debe a vuestro buen trabajo, a la semilla que habéis sembrado vosotros y otros muchos como vosotros”, les ha agradecido Juan Vivas su dedicación a la enseñanza en el “modesto y sincero” homenaje de los ceutíes a la figura del docente.


“La educación es un espacio esencial, fundamental; es la madre, el vehículo para realizarse, tener oportunidades laborales, hacer efectiva la igualdad…”, ha dicho el presidente y ha agregado: “Es la principal oportunidad de una sociedad para el progreso, el dinamismo y el bienestar”. Requiere, eso sí, la implicación de toda la sociedad, en especial de los padres, a los que el presidente ha recordado que su papel ha de ser “cómplice”.

 

Por todo eso, Juan Vivas ha exhortado a reconocer a los maestros y profesores como “piedra angular del edificio” social, como “claves” en algo tan “mágico” como es despertar la pasión por aprender y descubrir” y como “parte de lo entrañable”, porque el colegio perdura “en un rincón del alma que emociona”.


“En nombre de los ceutíes, felicidades, gracias y buena suerte”, ha deseado a los homenajeados el presidente Vivas

 

 

Homenaje a los maestros y profesores jubilados 2016-2017

 

Profesores de Educación Primaria
Dª Mª. Isabel Arnet Jiménez   
Dª Mª Carmen Azcoitia Gómez      
Dª Pilar Barros Rivas
D. José Béjar Mesa        
Dª Ana Mª Beltrán García
D. José Luis Jordán León
Dª Purificación Muñoz Segura
Dª Estefanía Paz Beltrán
Dª Francisca Puig Pérez     
Dª Ana María del Río López del Amo
Dª Ana Roldán Blanca

 

Profesores de Educación Secundaria
D. José Luis Aguilar Molina         
Dª Clara Benhamú Barchilón 
D. Simón Chamorro Moreno
D. José María Collado Moreno
D. Rafael Escalante Vera
D. Luis Jiménez Oliver
Dª Natividad Puerta Álvarez
D. Juan Jesús Rascón Castro
D. Julio Zamora de Pedro

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados