"/>
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
SAMUEL DUEÑAS
Lunes, 19 de junio de 2017

Una inspección de Sanidad pone la puntilla a las volaeras

Guardar en Mis Noticias.

Sanidad dice que ningún secadero cumple los requisitos y los maestros salazoneros muestran su indignación: "Quieren acaban con esta tradición y no van a parar hasta conseguirlo".

Los maestros salazoneros que tienen sus secaderos en la exaplanada de Juan XXIII han manifestado hoy su indignación y desesperación ante la situación que están viviendo año tras año. Por una parte se encuentra el poco apoyo institucional que reciben, "estamos solos y sin apoyos", denunciaban a EL PUEBLO. A ello se une que en la mañana de hoy han recibido la visita de un veterinario, escoltados por dos policías, para realizar una inspección de Sanidad. Los propios maestros salazoneros son consientes de que no cumplen con muchos requisitos, pero el veterinario se lo ha certificado por escrito y amenaza con cerrar los secaderos si no toman medidas.

 

Esta situación ha sido "la gota que ha colmado el vaso" y así lo expresan los máximos afectados. "Estamos recibiendo una persecución contínua. La Ciudad está desentendida de nosotros, nos dijeron que nos iban a poner unos módulos nuevos para esta temporada y han pasado, no tenemos los servicios necesarios para dar un servicio en las mejores condiciones y que se ajusten a la normativa de Sanidad, pero el problema es mucho más profundo, se han propuesto acabar con esta tradición y lo van a conseguir. Es una auténtica vergüenza", aseguraba uno de los maestros salazoneros que ha sido inspeccionado esta mañana.

 

Otro manifestaba que "no hay derecho a que acaben con esta tradición. Llevamos toda la vida defendiendo este producto que es de Ceuta. Hemos sacrificado parte de nuestra vida en intentar mantener el salazón, incluso ahora que ya somos mayores y podríamos estar disfrutando de otra manera, sin embargo no tienen consideración con nosotros. Todo son obstáculos y así es imposible", lamentaba.

 

A todo ello, hay que unir que esta misma mañana han pintado la señalización horizontal para que los coches pateras se hospeden en la explanada de Juan XXIII. "Ya no saben que hacer para echarnos de aquí", han denunciado.

 

Ahora habrá que esperar para ver la decisión final que toma Sanidad. De momento, le obligan a hacer unas reformas que, de no cumplirse, podría acabar con los ochos puestos de volaeras cerrados.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados