Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Pueblo
Lunes, 19 de junio de 2017

La DGT refuerza los controles en los exámenes de conducir

Guardar en Mis Noticias.

En la prueba teórica, la Dirección General de Tráfico instalará inhibidores de frecuencia para evitar trampas

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha decidido instalar en las salas donde se realizan los exámenes teóricos inhibidores de frecuencia. Todo con el objetivo de tratar de evitar que los aspirantes hagan trampas en este proceso. Además, la DGT pretende que, en un futuro próximo, esta prueba sea la misma para todos los centros de España y se haga de manera telemática. 


Así, en estas salas, se intalarán estos dispositivos wifi que imposibilitarán la comunicación entre los examinados y el exterior, ya que serán bloqueados los dispositivos de comunicación inalámbrica como los ‘smartphones’. 


En cuanto a la pretensión de liminar el examen teórico en formato papel, que aún hoy sigue existiendo en municipios sin Jefatura Provincial de Tráfico, la DGT se ha marcado como objetivo de que los exámenes se hagan telemáticamente a partir del próximo año. Asimismo, y como contrapartida a la desaparición del papel, se ofrecerá a los examinados nuevas herramientas como tablets. En estos dispositivos se proyectarán, por ejemplo, vídeos sobre situaciones dse emergencia. En este caso, la tarea del aspirante será analizar la situación y describir una maniobra que permita sortearla. Será, por tanto, una manera de que en la prueba no se limite únicamente a barajar opciones cerradas.


También el año próximo está previsto que todas las salas cuenten con inhibidores de frecuencia de diferentes empresas. Otra medida a implantar en un corto espacio de tiempo es la revisión de las 19:500 preguntas que existen en la base de datos para evitar así que los aspirante las puedan memorizar. 


En cuanto al examen práctico, los examinadores podrán pedir a los aspirantes que introduzcan una dirección en un GPS y que sigan las instrucciones del navegador para llegar hasta ese destino. 


Con todas estas medidas, la DGT quiere adaptar la prueba a las nuevas tecnologías y frenar las trampas durante el examen teórico con mecanismos que ya se usan en otros países. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados