Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Colaboraciones
Domingo, 25 de junio de 2017

Pequeños apuntes de la historia de Ceuta (III)

Guardar en Mis Noticias.

La primera ciudad que fundaron los tirios en esta orilla, fue Lixus (Larache) a la que siguieron otras como Tingis (Tánger), Ampelusia (Cabo Espartel), Cotta (junto a Tánger), Zili (Arcila), Kouass (a seis kilómetros de Arcila), Tahadart (al norte de Kouass), Sahara y por último Eptadelfos (Ceuta

En el capítulo anterior damos a conocer, la llegada al Estrecho de los tirios, procedente de Tiro, ciudad fenicia. 

Si al principio, el temor a lo desconocido, les hizo llamar al Océano Atlántico, Okeanos Yan Ha Mavet que significa Océano de la Muerte y al que no se atrevieron a entrar. Poco a poco, se fueron adaptando al lugar desconocido y tras la fundación de Gádir (Cádiz) en 1.104 a. de C., siguieron navegando costeando las dos orillas. Como en estos apuntes de historia, lo importante es lo que concierne a Ceuta, nos ocuparemos de seguir sus correrías, por la orilla sur del Estrecho.

La primera ciudad que fundaron en esta orilla, fue Lixus (Larache) a la que siguieron otras como Tingis (Tánger), Ampelusia (Cabo Espartel), Cotta (junto a Tánger), Zili (Arcila), Kouass (a seis kilómetros de Arcila), Tahadart (al norte de Kouass), Sahara (a seis kilómetros de Alcazarseguer) y por último Eptadelfos (Ceuta). Todas fueron importantes factorías de salazones, con sus respectivas almadrabas, salinas y talleres de alfarería donde se fabricaban ánforas. Lejos del mundo del salazón y en tierras interiores, también se crearon ciudades, sobre todo junto a zonas de explotación minera. 

Otra ciudad también fundada por los fenicios y que nos atañe, porque es nuestra ciudad hermana en el norte de África, es Melilla. Rusaddir llamada por los fenicios y simplificada por los romanos como Rusadir. 

Cotta fue el asentamiento fenicio y después romano, considerado como la factoría de salazón más completa del norte de África.

Por su riqueza histórica, e importante ciudad que siglos más tarde, sería la capital de la Mauritania Tingitana (que ya hablaremos de ella, largo y tendido), Tánger merece que le prestemos unos renglones, de manera que conozcamos al menos los orígenes del topónimo y protagonismo de otro mito de Herakles.

Según la tradición mitológica grecoromana, recogida por Plutarco, Tingis era la esposa del gigante Anteo, rey líbico hijo de Poseidón y Gea, que fue vencido y muerto por Herakles. Varias fuentes aseguran que la ciudad fue fundada por Yassinde Doudou el Lixuriense, compañero de armas del gran Oussy el numidio, enterrado cerca de ella. La leyenda pasó a la mitología bereber, según la cual, Tánger fue construida por un hijo de Tingis llamado Sifax, en que Tingis sería la esposa del héroe bereber Anteo. De hecho, aún hoy, se puede visitar al Oeste de Tánger la llamada “gruta de Hércules”, una de las mayores atracciones turísticas regionales, donde se cuenta que Hércules durmió antes de la tarea de cortar las manzanas del jardín de las Hespérides. 

Pomponio Mela, posible tangerino de nacimiento, añade, que en la ciudad se conservaba el enorme escudo de Anteo, hecho de piel de elefante, que los habitantes veneraban mucho.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados