Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Pueblo
Sábado, 1 de julio de 2017

Caballas se sienten diana

Guardar en Mis Noticias.

El ‘caso Emvicesa’ hizo mucho daño en la coalición Caballas, y se lo sigue haciendo en la actualidad, de ahí que Juan Luis Aróstegui se muestre más irascible de los normal en los últimos tiempos. Y eso que nunca se ha caracterizado por su mesura. Así, el pleno de la Asamblea acogió ayer, nuevamente, una escena casi dantesca con Aróstegui como protagonista. El localista encontró en esta ocasión a su rival en el propio presidente de la Ciudad Autónoma, Juan Vivas, quien llegó a dejar de lado su tono conciliador habitual para acusar al localista de tener “una cara que se la pisa”. Aún a riesgo de que se nos acuse de tener algún tipo de fijación, no se puede dejar pasar por alto este capítulo sin hacer referencia al mismo, y a la polémica intervención de Aróstegui. El localista no dudó en volver a saltarse a la torera ni los tiempos ni la moderación para imponer su voluntad y hacer que su voz fuera la que predominara en el debate. Algo que es la tónica habitual pero que ha ido a más en los últimos meses después de que el caso Emvicesa hiciera estallar mucho más que una presunta trama de compra irregular de viviendas de protección oficial. La tranquilidad del localista se diluye en cada pleno al ver que sus compañeros de bancada (MDyC y Ciudadanos) se niegan a votar las propuestas que su partido lleva al pleno por el hecho de que uno de sus miembros se encuentre investigado. Alegan que también hay investigados en la bancada del Gobierno sin que eso lleve a los grupos de la oposición a negarles el voto cuando lo crean oportuno. Desde Caballas se sienten diana y Aróstegui no duda en salir a espantar a todos aquellos que cree que portan un dardo. No habría otra explicación a lo beligerante que se muestra porque un partido presente una o dos interpelaciones, y lo moderado que se ha estado cuando de temas en torno a Emvicesa tiene que hablar. Pero habría una máxima que no se debería perder en ningún momento, y esa es la del respeto a la institución de la Asamblea y a todos quienes en ella se sientan. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados