Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

El Pueblo
Lunes, 10 de julio de 2017

La dicotomía del transporte público

Guardar en Mis Noticias.

Durante la última sesión plenaria de la Asamblea se vivió uno de los momentos más atípicos que, seguro, ha acogido el Salón de Plenos. Y es que, el presidente decidió dejar sobre la mesa una propuesta que había llevado uno de sus consejeros: el incremento del bonobús en seis céntimos por viaje. Tras dudar de las cuentas presentadas por la empresa de autobuses, el líder del Ejecutivo instó a los diputados a aplazar la votación de dicha iniciativa para realizar una auditoría propia de dichas cuentas y comprobar si el quebranto económico que ha proclamado la empresa es tal o no. Esta postura hizo que la empresa se indignara, no sólo por el hecho de que se haya puesto en duda los números que han presentado y que, por otro lado, están auditados por una empresa que trabaja con la Ciudad Autónoma, sino porque no se les reconoce el perjuicio que está causando en su economía los problemas fronterizos. Mientras que al sector del taxi sí se le ha reconocido el perjuicio que está causando la pérdida de viajeros a raíz de los colapsos en la N-352, al autobús no y eso ha llevado a la empresa a denunciar ese doble rasero que no deja de ser peligroso. Y es que, a pesar del perjuicio económico que para los viajeros tiene incrementar cualquier tipo de tarifa, por insignificante que sea el cambio, la decisión no puede estar movida por intereses políticos, sino por decisiones objetivas y bien justificadas. Los argumentos, además, deben ser coherentes y no cambiar en función de si el viento viene de un sector o de otro. Y esto no ha ocurrido en el caso de la tarifa del autobús, donde las razones esgrimidas parecen algo insustanciales al compararlas con las que han llevado a subir la tarifa del taxi, con los mismos perjuicios -frontera, incremento del coste del combustible...- Así, se antoja necesario un análisis de lo que ha pasado y de lo que se ha de hacer para, no caer, en una dicotomía.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados