Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

El Pueblo
Miércoles, 12 de julio de 2017

Transparencia y legalidad

Guardar en Mis Noticias.

Dicho y hecho. Si el Gobierno anunciaba el pasado viernes su intención de firmar un convenio con las empresas propietarias de los locales vacíos que hay en la Manzana del Revellín para ampliar el uso comercial de los mismos, el acuerdo se rubricaba ayer con el visto bueno de todas las partes interesadas. Esto permitirá que los locales ahora vacíos se conviertan en comercios o establecimientos hosteleros y con ello dar vida a una plaza que ahora está claramente infrautilizada a pesar de que ha sido uno de los grandes proyectos acometidos por el Gobierno de Vivas. La duda es por qué hasta ahora no se ha materializado lo que, a todas luces, es positivo para todas las partes: las empresas dan salida a unos locales que vacíos no se rentabilizan, se genera una actividad económica que puede generar empleo, se aprovecha un espacio céntrico, y la Ciudad Autónoma recibe espacio que permite incrementar su patrimonio. Eso sí, todo esto hay que hacerlo en el marco de la transparencia y la legalidad, sin que nadie salga perdiendo y sin caer en errores de bulto que pueden llevar a cualquiera al juzgado. Más vale pecar de cauto, que de incauto, aunque esta debe ser una lección más que aprendida. 

Mientras, la firma de este convenio ha puesto de manifiesto una presteza deseable para la culminación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Después de años especulando sobre la fecha para aprobar de forma provisional este documento que permitirá una reorganización urbana de la ciudad, se sigue sin conocer cuándo será una realidad. Las dudas planean sobre el PGOU casi tanto como lo hicieron las críticas de la oposición, y lo único cierto es que se está creando un perjuicio al sector de la construcción que será difícil de explicar si el nuevo ordenamiento no sale adelante. Y es que, este es un texto necesario para que salgan adelante acuerdos como el que se firmó ayer y que permitan que Ceuta termine de despegar para ser la economía que está llamada a ser.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados