Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Pueblo
Jueves, 13 de julio de 2017

Cambios para afrontar dos años nada apacibles

Guardar en Mis Noticias.

En el ecuador de la legislatura, el presidente de la Ciudad Autónoma ha sorprendido con una reestructuración de su equipo de Gobierno que no se esperaba después de la que llevó a cabo hace sólo unos meses tras la salida del Ejecutivo de dos de sus pesos pesados. Con las bajas de Rabea Mohamed y Susana Román, se abrió una crisis que Vivas zanjó al incorporar a Javier Celaya y Kissy Chandiramani, no sin falta de críticas porque ninguno de los dos nuevos consejeros eran diputados de la Asamblea. No obstante, capeado ese temporal y ahora con más serenidad, Vivas ha vuelto a dibujar un Gobierno en el que, a pesar de que se encuentran las mismas caras, han cambiado algunos roles. Los principales afectados por estos cambios han sido Emilio Carreira y Fernando Ramos, ambos dejan las competencias que han ostentado hasta el momento para asumir otras que nada tienen que ver con el trabajo hasta ahora desempeñado. Los dos consejeros se cambian el sillón y, por el camino, alguna de las competencias de sus respectivas consejerías han ido a parar a otras manos. Así, Mabel Deu se pone al frente de Publicidad Institucional asumiendo esta competencia en su Consejería de Presidencia y Relaciones Institucionales, y Javier Celaya suma a Educación y Cultura el área de Juventud. Unos cambios que, han explicado desde el propio Ejecutivo, pretenden dar un impulso a la gestión de cara a la segunda mitad de la legislatura. Algo que hacía falta. En un Gobierno en la mayoría más minoritaria posible, no se puede dejar ni un ápice a la improvisación. Todos los cabos deben estar bien atados cuando se avecina tormenta y, desde luego, los pronósticos que se avanzan en la bancada de la oposición no son precisamente soleados para el Gobierno. De ahí que sea crucial que este se encuentre unido y bien pertrechado para afrontar dos años en los que nada va a ser apacible ante una oposición que se ve con opciones de aspirar a gobernar o, al menos, ser la llave del Gobierno.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados