Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Restituto Contreras
Lunes, 25 de enero de 2016

Guía de conducta en interés de España

Guardar en Mis Noticias.

Las prioridades para construir un nuevo proyecto de país en el que se comprometa una mayoría deben girar, a juicio del PSOE, en torno a políticas e ideas concretas, nunca en torno a tácticas, intereses partidarios o imposiciones unilaterales. Es un momento para el diálogo, la negociación y el acuerdo en interés de España y de los españoles. Esta ha sido siempre nuestra guía de conducta, y la vamos a seguir manteniendo.” 

 

Esta declaración pertenece al comunicado del Partido Socialista emitido el pasado 23 de enero. Como es sabido, Mariano Rajoy ha declinado el encargo del Rey para presentar su candidatura a la investidura, pero no de apartarse para seguir postulándose en su deseo de continuar aspirando a ser el próximo candidato a Presidente. Trata de ganar tiempo, desacreditar al líder de la oposición y pasar a ser el primer protagonista en el escenario de la política nacional.

 

Está en su derecho de hacer y manifestar lo que estime, pero a mi modo de entender, el Sr. Rajoy no tiene la credibilidad y la autoridad moral, para dar lecciones a los demás, mientras él lleva más de un mes sin trabajar decididamente en la búsqueda de soluciones. Sin embargo, Pedro Sánchez, insistentemente no ha dejado de manifestar, que Mariano Rajoy tiene el derecho y la obligación de llevar la iniciativa como líder del partido más votado. Solo después, si no lo consigue, el PSOE emprendería negociaciones con otras fuerzas y presentaría su alternativa. Cada cual puede manifestar lo que estime, pero Pedro Sánchez no es responsable de lo que digan, pretendan o hagan otros. 

 

Ha sido una constante en Mariano Rajoy que, ante los problemas, era preferible dejar pasar el tiempo. Eso le ha sucedido en sus relaciones con su partido, en el día a día de la política y por supuesto, en el proceso que nos encontramos. Una pregunta que podía hacerse es: ¿Por qué la mayoría de las fuerzas políticas no muestran simpatía o interés en dialogar con él?. A continuación, voy a expresar una serie de reflexiones al respecto. 

 

Mariano Rajoy es un político poco fiable. Antes del inicio de la legislatura realizó unas promesas que no ha cumplido, como la subida de impuestos en cantidad y número. La sanidad y la educación se han visto afectadas, con recortes que están sufriendo los profesionales, los usuarios y todas las comunidades educativas. Una política restrictiva a los intereses de las clases medias y trabajadoras. Ha utilizado la mayoría absoluta para imponer, sin utilizar el pacto y el diálogo, algo sucedido en ejemplos como la Reforma Laboral. La Lomce… Recortes y consecuencias. Estrangulamiento de las políticas sociales, la falta de oportunidades para los jóvenes, la supresión de puestos que han afectado a los empleados públicos. 

 

Aplauso y seguidismo a ultranza de las políticas más conservadoras en el ámbito europeo. El Sr. Rajoy ha presumido en foros europeos de ser partidario en aplicar todas las medidas restrictivas necesarias. Es obvio que España no puede actuar al margen de la Unión Europea, pero las clases medias y trabajadoras no han sido defendidas, ni con sus políticas, ni en sus intervenciones cuando ha participado ante las instituciones europeas. 

 

A lo anterior añadir la pasividad manifiesta ante el problema catalán. No se pretende infravalorar las obligaciones del Gobierno al respecto, ni mucho menos, pero no ha habido acercamiento, ni diálogo con todas las fuerzas políticas catalanas. Eso no quiere decir aceptar sus posiciones. Pedro Sánchez y el PSOE llevan varios años presentando su propuesta de Reforma Constitucional y no ha habido ningún intento de aproximación por el Gobierno. A todo lo anterior se podría añadir el tema de las últimas noticias sobre imputación del PP en aspectos relacionados con destrucción de pruebas, llamadas a la declaración judicial que están siendo hábilmente silenciadas, pero que afectan a la transparencia. Sobre eso no ha habido declaraciones. 

 

Pedro Sánchez, sin embargo, propugna hoy más que nunca, que: “España necesita grandes transformaciones que requieren grandes consensos. Necesitamos un acuerdo por la recuperación justa, por la educación y la ciencia, contra la violencia de género y para combatir la desigualdad y la pobreza. Necesitamos regenerar la vida política, garantizar las pensiones y abordar la reforma de nuestra Constitución.” 

 

Es necesario que lo antes posible, se realicen políticas decididas y efectivas a favor de la integración social, de la transparencia y sobre la regeneración democrática. Es necesario que tomen protagonismo aquellos políticos, que busquen defender la unidad de España, sí, pero un país donde los ciudadanos sean los protagonistas, al que los políticos tengan en primer lugar de sus preocupaciones en sus agendas políticas. 

 

Siendo una obviedad, que en la mayoría de las formaciones políticas hay personas responsables y comprometidas, destaco especialmente, dentro del PSOE, a Manuel Hernández, en Ceuta, como político honesto, competente, trabajador y comprometido, que junto a Pedro Sánchez en Madrid, son ejemplo de la alternativa que puede tomar el testigo para seguir trabajando por el bienestar de los españoles. Sin duda, sería interminable la lista de más socialistas que les acompañan en este empeño.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados