Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Cartas al director
Jueves, 17 de agosto de 2017

Paz en el cielo, en la tierra y en el marítimo

Guardar en Mis Noticias.

Ni los unos son tan bueno, ni los otros tan malo”. Muchas serán las opiniones, tantas como mentes... pero no debemos de negar que como seres humanos, la inmensa mayoría además de buscar el propio interés también buscamos el gozo y el disfrute personal y aunque intereses y necesidades a veces vengan unidas, no debemos coartar a nadie para realizarlas, aun más si se usa algo tan subjetivo como la religión para ello.


Es evidente en la Ciudad, que se ha polarizado a la sociedad entre moros y cristianos, tan solo ver los cometarios en las RR.SS. para darse cuenta que además de que ya comenta, no solo quien no tiempo de aprender ortografía, sino quien busca el insulto fácil y el despotismo desilustrado.


Todo es acogerse a una ideología o a una religión (el mejor negocio jamás creado de la historia) para justificar cierto comportamientos, eso sí... De puertas pá fuera namá!!! Como diría José Mota, porque lo que es de puertas para adentro cada cual procede a su manera. Para un servidor criado en una familia cristina e inmiscuido desde la infancia hasta pasada la mayoría de edad con familias y compañeros tanto de la escuela, instituto y trabajos musulmanes, puede decir que tiene facultad para opinar y expresar lo que muchos saben, pero tan mal le sientan a algunos que otros lo digan.


La sin razón de quejarse de que una mujer musulmana se bañe en el parque marítimo con burkini, es la misma sin razón de alegar que es, por el purismo que marca el Islam y después tengo las galerías del móvil llena de porno, dejemos los complejos y evolucionemos a tiempos más febricitantes, en los que tienen cabida tanto una barriga cervecera como un pecho blanco, y que cada cual diga lo que quiera pero la muchacha del burkini pasa mucha calor y no precisamente por las altas temperaturas, dejémoslo ahí.


Solo hago una pregunta y llamo con ella a la reflexión: ¿Actúas como eres o eres como actúas?


En la gran mayoría, en el fondo sabemos que lo que mueve hoy en día a la sociedad es el mantener un estatus ya sea con los padres y familias como con los amigos de tertulia.


Aclamemos a la sensatez para mantener una convivencia en la que ante todo enarbolemos el respeto por encima de religiones o caza de votos, mantengamos la ciudad limpia y ordenada y ejemplaricemos con lo predicado, es una gran pena que muchos se dejen arrastrar por comentarios vacios e ideológicos cuando a lo más que llegan es a esperar que las musas del antiguo hospital estén por la zona o a muchas que esperan que sus maridos se vayan a buscar musas al país vecino para saciar sus necesidades con el maromo de turno.


“Ni Jesús esperaba que te casaras en la Iglesia para salir en Facebook, ni Mahoma que te fueras a poner burkini para quitártelo con tu amante”.


RECOMENDACIÓN DIARIA PARA LO QUE QUEDA DE VERANO:
Beber mucha agua, comer un kiwi por la mañana, caminar o hacer deporte (recomendable una hora) , leer y sexo...mucho sexo que se nota que algú[email protected] están muy faltos de ello.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Jueves, 17 de agosto de 2017 a las 16:34
Su Marmel
Es lo más coherente q he leido hasta ahora.
No se q nos pasa a la raza humana q necesitamos del insulto y de imponer nuestro criterio, cuando solo dejamos entre ver nuestras carencias internas q reflejan nuestra falta de autoestima e inseguridades.
Hablamos de respeto sin respetar.
Los emoticonos se me han colao y no se borrarlos.

El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados