Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Restituto Contreras Jiménez
Lunes, 14 de agosto de 2017

La responsabilidad no está de vacaciones

Guardar en Mis Noticias.

La Delegación del Gobierno de Ceuta ha vuelto a demostrar su incapacidad, para que las funciones que competen a la frontera del Tarajal cumplan su finalidad adecuadamente. Los servicios públicos esenciales tienen la obligación de atender a la ciudadanía durante todo el año. El 1 de agosto, 67 inmigrantes subsaharianos consiguieron atravesar el vallado de la frontera. En la madrugada del 8, 167 inmigrantes logran llegar al final  del paso oficial fronterizo, sin que el número reducido de miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado consiguieran  impedirlo. 


     En este puesto fronterizo son evidentes para los ceutíes el deterioro del tráfico, las  infraestructuras deficientes, ausencia de recursos y la falta de voluntad política  en buscar soluciones. Una ineficaz actuación de la Delegación del Gobierno  está provocando que esta situación llegue a límites insostenibles.  Urge la adopción de medidas y respuestas que tranquilicen a la ciudadanía, a la vez que arrojen soluciones a toda la situación planteada.


 El secretario general del PSOE de Ceuta, Manuel Hernández y su equipo han venido planteando y proponiendo medidas; pero no han tenido eco, ni ha existido la voluntad de abordarlo con diálogo y atendiendo en su globalidad la problemática que supone este importante puesto fronterizo.  Están siendo afectados los comercios del polígono comercial situado junto a la frontera y hasta el acceso al hospital presenta dificultades.  Pasar de Ceuta a Marruecos y a la inversa se está convirtiendo en una odisea, para los trabajadores, la ciudadanía en general, el turismo, las porteadoras y los porteadores que en condiciones infrahumanas realizan su trabajo... La falta de infraestructuras y la insuficiencia de recursos humanos, en lo que afecta a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han sido puestos de manifiesto en  innumerables ocasiones.


    Ante todo lo anterior, el silencio y la displicencia se han impuesto. Ceuta sigue esperando, pero la paciencia de los ciudadanos no debe seguir vulnerándose. Los responsables que están en Ceuta y los del Ministerio del Interior han sido elegidos  para solucionar los problemas, no para que diariamente vayan aumentando. Son necesarios más recursos, mayor previsión, inversión,  planificación, así como más coordinación interna y con Marruecos de los responsables institucionales.


 Hay un tema  que efectivamente supera a nuestras circunstancias locales y nacionales: la migración. Personalmente pienso que la Unión Europea y los organismos internacionales no están haciendo lo suficiente. Opino que nuestro Gobierno no actúa con la suficiente energía y decisión ante las instituciones europeas. Europa está actuando con bastante tibieza en este tema. Se puede y se debe hacer mucho más en el concierto internacional y particularmente en los países de origen que sufren la lacra del hambre,  miseria,  desigualdad, ausencia  de derechos humanos y de democracia.


 Las personas que intentan pasar la frontera tienen derecho a poder vivir en unas condiciones dignas y democráticas, algo que no se les permite en sus respectivos países, por lo que se merecen todo el respeto y dignidad. Esto no es incompatible con el mantenimiento de las funciones que corresponde a la frontera y especialmente a la importante labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, que en condiciones precarias  realizan su trabajo al máximo nivel de su competencia profesional.


La responsabilidad de Manuel Hernández y del primer partido de la oposición ha provocado que se traslade a las diputadas y diputados de su Grupo Parlamentario lo sucedido. Como primera reacción se ha pedido la comparecencia del ministro del Interior. Ya lo he manifestado en otras ocasiones, Manuel Hernández y su equipo están pendientes de sus obligaciones permanentemente, porque es su deber con la ciudad que los ha elegido.


 En los próximos meses  el PSOE pondrá en funcionamiento un Consejo de Política Institucional para Ceuta y Melilla, que estará integrado por los secretarios generales de estas dos ciudades, así como por diputados del Congreso,  Senado y del Parlamento Europeo de esta formación política. En este tema de la frontera tendrá mucho de qué ocuparse. Estoy convencido que por empeño, trabajo, seriedad, rigurosidad y abordar los temas hasta donde corresponda no se va a regatear ningún esfuerzo.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados