Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Redondo
Lunes, 21 de agosto de 2017

Las empresas municipales

Guardar en Mis Noticias.

Todos sabemos y sino lo saben se lo digo yo, que las sociedades municipalizadas, desde sus comienzos, han sido siempre un nido de clientelismo político. Eso es algo incuestionable y de eso sabe bastante el Partido Popular, pues de ellas se han valido para meter a dedo a la mayoría de los componentes que figuran en esas plantillas, aplicando la máxima aquella de “nunca muerdas la mano del que te da de comer”. Muchos, por no decir todos, han seguido al pie de la letra esta recomendación, ahora bien, siguiendo con el refranero, “donde fueres haz lo que vieres” como no, algunos grupos de la oposición han copiado a pies juntillas y en su beneficio, este dudoso sistema clientelar, con resultados nada desdeñables.


Llegados a este punto podemos decir que, a la hora de las elecciones, de lo que menos podemos hablar es de “FairPlay”, sino más bien de todo lo contrario, pues es evidente que algunos de los competidores llegan ciertamente dopados, por tales prácticas, a la línea de salida y claro eso se nota bastante al llegar a la meta.


Sin duda la gran mayoría de esos  “estómagos agradecidos”, se ponen al servicio del partido que les ha facilitado ese puesto, por supuesto sin participar en ninguna oposición o proceso selectivo previo. Ahí se juegan muchos votos, solo basta con observar las plantillas que componen esas empresas municipales, caso de Amgevicesa, Obimasa, Obimace, Procesa, Servicios Tributarios o Parque del Mediterráneo y otras como las Brigadas Verdes que, aún no siendo empresa municipalizada, tiene un convenio con la Ciudad de cerca de tres millones seiscientos mil euros y cuya plantilla la tiene prácticamente acaparada un único partido de la oposición.


Esta es la realidad de lo que esta ocurriendo, de hecho ahora aparece en escena una empresa como TRAGSA, algunos se preguntarán ¿a que viene ahora introducir una empresa nueva?, pues muy sencillo, se ve a leguas que el partido en el gobierno se ha percatado de que se le ha ido de las manos el control de las empresas existentes y trata de corregir esto. Es ahí cuando parte de la oposición se pone nerviosa al ver que ya no pueden meter mano en las contrataciones del personal y piden explicaciones ¿por qué no lo han pedido en el caso de la Brigadas Verdes?, en este asunto es cuando se le ve a todos estos pájaros y pájaras el plumero.


Y esto solo en lo que respecta a las empresas municipales, pero si nos vamos al plan de empleo más de lo mismo, peor aún, directamente de juzgado de guardia. Solo basta con echar un vistazo a las listas publicadas para darse cuenta de la absoluta manipulación que se ha originado, de hecho es tan evidente lo que expongo, que para mitigar la desvergüenza que ha presidido todo este asunto, han tratado de poner en primer lugar para hacerlo más visible a los que tienen DNI, situando a continuación a los que tienen tarjetas de residentes, para acto seguido, meter a saco a todos aquellos que, sin haber cotizado nada, participan de este pastel de mas de once millones de euros. Vamos, una vergüenza comprobar como, sin tapujos, manipulan a la opinión pública con el dinero de todos.

 

* AxCE-Grupo Verde de Ceuta

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Lunes, 21 de agosto de 2017 a las 12:32
pobrecito hablador
Totalmente de acuerdo Sr. Redondo. No deberán entrar en los planes de empleo los mayores de 45 que no hubieran cotizado nunca. Nos encontramos con casos de hombre y mujeres que no habiendo trabajado y sin formación, se le asignan puestos por los que cobran durante nueve meses. Y luego reciben la ayuda familiar durante un año, con lo que hay auténticos profesionales de los planes de empleo.

El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados