Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Sábado, 2 de septiembre de 2017

Una FPAV que se encuentra a la deriva

Guardar en Mis Noticias.

Los problemas en el seno de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos (FPAV) no han cesado desde hace años y en esta ocasión han llevado a abrir una crisis que amenaza con acabar con el mandato de Juan Moreno, que fue elegido presidente hace tres años y revalidó su puesto en mayo de 2016. La falta de transparencia en las cuentas, los enfrentamientos entre distintas facciones de la federación, o la gestión de las Brigadas Verdes han sido algunos de los muchos motivos que han tenido de manera constante a la FPAV en el ojo del huracán. Ahora parece que la mayoría de las asociaciones se han puesto de acuerdo para sacar a Juan Moreno de la presidencia de esta federación y amenazan con tomar medidas legales si este no convoca una asamblea extraordinaria cuyo objetivo es destituirle. Sin embargo, todo suena a más de lo mismo en una federación cuyos continuos vaivenes ha hecho perder la fe en el movimiento vecinal a muchos vecinos. Y es que, el objetivo de la FPAV parece muy alejado de su razón de ser inicial, que no es otra que la de defender los intereses de los vecinos de las distintas barriadas de Ceuta. Este movimiento vecinal se ha quedado ensombrecido por otros intereses que parece que nada tienen que ver con el bienestar de los vecinos. Por este motivo, los distintos presidentes deben sentarse para analizar seriamente lo que está ocurriendo en el movimiento vecinal y ponerle remedio a una crisis que ya dura años. Lo que no tiene sentido es que se siga a la deriva y perdiendo credibilidad por una gestión que, a todas luces, no cuenta con el respaldo suficiente. Los presidentes vecinales deben hacer frente común y no protagonizar enfrentamientos continuos porque así sólo se conseguirá perjudicar los intereses de los vecinos, que es lo que tienen que defender los representantes de las distintas asociaciones. Esta asamblea extraordinaria podría ser una buena oportunidad para marcar un punto de inflexión y cambiar un rumbo que desde hace tiempo está a la deriva.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados