Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Viernes, 8 de septiembre de 2017

Cultura ofrece visitas a los Baños Árabes cada sábado de septiembre

Guardar en Mis Noticias.

La Consejería de Educación y Cultura mantendrá abiertos los Baños Árabes, en la Plaza de la Paz, todos los sábados de septiembre en horario de 12.00 a 14.00 y realizará dos visitas guiadas, una a las 12.30 y otra a las 13.15 horas. Los interesados pueden reservar plaza con antelación llamando de lunes a viernes al 691 346 066 en horario de 9.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas

Tanto quien los visite a título individual como quien prefiera disfrutar de las explicaciones del guía accederá de forma gratuita con tan solo un límite, el aforo de los Baños Árabes, que es de 20 personas. El objetivo de la Consejería de Educación y Cultura es favorecer el conocimiento del legado histórico y patrimonial de Ceuta, en este caso, facilitando al visitante la entrada en uno de los edificios civiles mejor conservados de época medieval islámica y uno de los elementos de mayor significación del legado patrimonial ceutí.


Dos excavaciones arqueológicas, realizadas en 2000 y 2004, sirvieron como base para su rehabilitación, que culminó a finales de 2006, y a la par fue planteada y abordada la necesidad de tomar medidas para asegurar su protección legal, que se alcanzó con su declaración como Bien de Interés Cultural en 2007.


La configuración de los Baños Árabes, levantados entre los siglos XII y XIII, incluye la entrada, que se realizaba desde un patio porticado con columnas conservado parcialmente al este del conjunto; las letrinas, situadas en el lado meridional; y bajo ese patio, un aljibe destinado a acopiar el agua necesaria para su funcionamiento.


El acceso a la conocida como sala fría era desde el patio, por una puerta con arco de herradura, después de lo que se abre al visitante una sala con planta rectangular cubierta con bóveda de cañón y con luceras rectangulares. Perdido cualquier vestigio de decoración, cabe reseñar que la sala contaba con una pequeña fuente –ahora está reconstruida- alimentada por el depósito del patio y desde la que una serie de canalizaciones distribuía el agua.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados