Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Redondo
Lunes, 11 de septiembre de 2017

La naturaleza es implacable

Guardar en Mis Noticias.

Aunque parezca mentira hay algo en todo esto de los cambios en la naturaleza que nos tendría que hacer pensar. Esta última semana sale Trump y suelta una de sus frases lapidarias, “el huracán IRMA tiene un potencial destructivo absolutamente histórico”, afirmación casi apocalíptica, de igual modo su Director Nacional de Emergencias también ha dicho que “IRMA” va a devastar Estados Unidos. Dicho esto sería interesante saber, que opinión tendrán ahora ambos personajes y ante tales previsiones, sobre el retracto norteamericano de lo firmado en Paris relativo al cambio climático.

De hecho si todo este tema no le hace recapacitar y volver al redil del que nunca debió salir, el asunto solo irá de mal en peor, pues esto del cambio climático va en serio, no siendo solo tema de cuatro ecologistas exaltados, sino de todos los ciudadanos. Aquí se aprecia claramente que algo grande esta pasando y no a futuro sino más bien a presente.

Ahora bien hay que tener en cuenta que las presiones que reciben los que tienen el poder político, de esos poderes fácticos para que todo siga su curso, no son pocas, máxime cuando son ellos los que mueven todos los hilos de la economía mundial y de las grandes petroleras. Hacerles entrar en razón será tarea difícil pero no imposible.

Hay ejemplos a nivel local que nos llevan a recapacitar sobre el problema, haciéndolo mucho más cercano. Si observamos lo que está ocurriendo en nuestro entorno mas inmediato, nos daríamos cuenta de que los cambios existentes son reales ¿por qué en los últimos años se dan esa cantidad ingente de medusas en nuestro litoral? la mayoría de los expertos apuntan a la subida de temperaturas en lo mares que posibilitan que este animal prolifere o ¿que me dicen de la cantidad de algas en nuestra playas? algunos podrán decir que estas forman parte de una especie invasora proveniente del mar de Japón, posiblemente así sea, pero no es menos cierto que el medio donde se desarrolla tiene que ser el idóneo y parece que ahora es el momento.

Y esto es lo que se ve, lo que no ni les cuento, que calidad tiene el aire que respiramos y que control se tiene sobre ello. Evidentemente ninguno, pues cuando se han hecho unas mediciones aquí en nuestra ciudad, por lo general siempre dejan mucho que desear y sobre todos por las inmediaciones de algunas zonas como la de la planta de producción eléctrica o la de hidrocarburos, existiendo barriadas en las que a horas determinadas, el olor que se percibe es insoportable. Podríamos citar muchas pero sobre todo la Estación de Ferrocarril, Parques de Ceuta, J.O.P, y por añadido el colegio Ortega y Gasset ¿que tendrá que ocurrir para que los vecinos de estás y de otras limítrofes, exigían una solución a su problema?. Esperemos que algo a priori remediable, aunque dejar pasar el tiempo en estos casos nunca barrunta nada bueno ni para la seguridad de los ciudadanos ni mucho menos para la salud colectiva.

* AxCE-Grupo Verde de Ceuta

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados