Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Martes, 12 de septiembre de 2017

El Pleno aprueba el calendario laboral 2018, que no recogerá la Pascua de final de Ramadán

Guardar en Mis Noticias.

Tras un intenso debate entre los distintos grupos parlamentarios en la Asamblea, los festivos locales elegidos son la fiesta musulmana del Sacrificio, San Antonio y el día de la Virgen de África, que cae en domingo y se pasa al lunes siguiente

El calendario laboral de 2018 incluye como festivos los días 1 (Año Nuevo) y 6 enero (Día de Reyes), 29 y 30 marzo (Jueves Santo y Viernes Santo), 1 mayo (Día del Trabajador), 13 junio (San Antonio), 6, 15 y 22 de agosto (respectivamente, Día de la Patrona, que es el 5, domingo, y se traslada al lunes 6; Asunción de la Virgen; y Pascua Musulmana), 12 de octubre (Fiesta Nacional de España), 1 de noviembre (La Mochila), 6 (Día de la Constitución), 8 (La Inmaculada Concepción) y 25 de diciembre (Día de la Constitución, La Inmaculada Concepción y Navidad, respectivamente).


El Pleno de la Asamblea lo aprobó este lunes, con el respaldo del PP y  Ciudadanos, a propuesta de la consejera responsable de Recursos Humanos, Kissy Chandiramani, quien auguró al inicio del debate que este sería “difícil”, por lo que ha pedido “mesura”. “La convivencia ceutí se sostiene sobre un equilibrio muy delicado en el que los partidos aquí representados debemos trabajar arduamente”, inició su intervención a sabiendas de que la inclusión del final de Ramadán como festivo centraría los turnos de palabra de dos de los partidos de la oposición: Caballas y MDyC.


El Gobierno recogió el guante de los socialistas, que pidieron una comisión técnica en la que tratar el tema para próximos calendarios, y defendió que el calendario lo que recoge es los días festivos remunerados no recuperables. “Eso no quiere decir que cada uno no celebre lo que le parezca”, afirmó la consejera Chandiramani, que se puso como ejemplo a sí misma, pues festejará el Diwali de acuerdo con la costumbre de la Comunidad Hindú, a la que pertenece, y a su compañero de bancada Jacob Hachuel, el consejero y portavoz del Ejecutivo, quien hará lo propio con motivo del Yom Kippur, festividad hebrea.


La consejera de Economía, Hacienda, Administración Pública y Empleo precisó que el Gobierno convocará para octubre o noviembre, una vez que estén perfilados los presupuestos de la Ciudad, una comisión técnica para estudiar la realidad socioeconómica de los festivos de Ceuta, en sintonía con lo propuesto por el Grupo Socialista durante el debate plenario.


Además tomó nota de lo pedido por el Grupo C’s. Ciudadanos desvió la atención del calendario hasta el Día de Ceuta, el cual no será festivo, algo inconcebible para el diputado de la formación naranja, quien indicó que es precisamente el Día de Ceuta el que debería estar incluído en el calendario laboral al tratarse de una señal de identidad de Ceuta y que de esta manera no se visualiza. Ante su planteamiento de enriquecer los actos que se programen para celebrar el Día de Ceuta, Chandiramani habló de dotarlo de forma explícita en el próximo presupuesto de la Ciudad Autónoma, por lo que C’s ofreció su voto favorable. 


Por su parte, el diputado de Caballas, Mohamed Alí, lamentaba que este debate se tenga que producir cada año. “Nos encontramos que con el Gobierno, que inició la normalización dde la realidad sociolaboral de la ciudad, ahora se resiste a culminar este hecho incluyendo el fin del Ramadán”, dijo, mientras recordaba que precisamente el final del Ramadán es cuando se para la ciudad, resaltando que no se trata de un asunto religioso, “tan sólo de normalizar la realidad de una ciudad”. 


Para intentar cambiar la postura de la Ciudad, Alí recordaba que hasta el Foro por la Educación votó a favor de esta festividad, entendiendo y comprendiendo la situación, y sin embargo “la Ciudad sigue mirando hacia  otro lado”


Propuesta “del miedo”


Del mismo modo se pronunciaba la diputada de MDyC, Fátima Hamed, quien consideró que esta propuesta para el Gobierno es “la del miedo, hay miedo a hablar, a debatir y a buscar puntos de consenso. Podríamos hacer historia conjuntamente superando cualquier tipo de barrera, sin perder de vista la realidad social de esta ciudad”, y emplazó, ante la negativa a debatir cualquier otro cambio en el Calendario Laboral, a dejar el mismo sobre la mesa hasta la siguiente sesión plenaria para dar tiempo a consensuar un calendario.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados