Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
V. Saura
Miércoles, 11 de octubre de 2017
SOCIEDAD

«Si te implicas en los proyectos del Rotary, te llenan, y ves que es posible cambiar el mundo»

Guardar en Mis Noticias.

Luis Santos, gobernador rotario, ha visitado la ciudad para conocer el trabajo que los rotarios ceutíes desarrollan y habla con EL PUEBLO sobre los retos de futuro que se le presentan a la entidad

Luis Santos, Gobernador rotario del distrito 2203 que comprende Andalucía, Ceuta, Melilla, Murcia, Valencia y Baleares, ha visitado la ciudad después de tomar posesión de su cargo en julio para conocer ‘in situ’ el trabajo que se hace en Ceuta, pero también para transmitir “ilusión” a sus miembros y mantener la unidad entre los distintos clubes del distrito, que irá visitando durante este año. “La manera de mantener cohesionado el engranaje de la organización es el intercambio de ideas y eso es lo que te hace también fuerte”, señalaba Santos ayer a EL PUEBLO durante una entrevista en la que, además de su experiencia de más de 20 años como rotario, también habló sobre la lucha contra la polio y los nuevos retos que tiene por delante la organización.

 

Pregunta.- ¿Qué retos tiene por delante el Rotary Club?
Respuesta.- Ahora mismo estamos acabando con la polio en el mundo. Desde el año 1985, Rotary es la primera asociación mundial civil, que no sanitaria, que ha encabezado la lucha contra una enfermedad. Empezamos en el ‘85, luego hicimos una unión con la OMS, Unicef, y  CDC de Atlanta, y hace pocos años con Bill y Melinda Gates. Entre todos se lleva a cabo un programa a nivel mundial que cuesta mucho dinero, pero que ha conseguido que este año estemos hablando de diez casos en todo el mundo. Parece que no vale la pena luchar sólo por diez casos, pero mientras se deje un solo caso, como ocurre con los virus como el Ébola, se sabe que se puede extender. Si la polio no lo hace es porque se vacuna a los niños y gracias a eso se evita que se contagie. Los casos se reducen a Pakistán y Afganistán, donde la guerra impide que se vacune a todos los niños y, además, en esos países se considera que las vacunas son un arma de los infieles para dañar al Islam. Pero el Rotary mantiene el esfuerzo político mundial para seguir la lucha. 


P.- Cuando se comenzó a luchar contra la polio, ¿cuántos casos había en el mundo?
R.- Se calcula que unos 360.000 casos, es decir, 1.000 personas, generalmente niños, quedaban paralíticas cada día. La lucha ha sido posible, no sólo por el dinero, sino por la vacuna mediante gotas que permite que en un día se vacune a 300 o 400 niños. Si no existiera esta vacuna, como ocurre con enfermedades como la malaria que no tiene vacuna, no se podría erradicar. La viruela fue la primera enfermedad erradicada gracias a las vacunas y la polio sería la segunda.


P.- ¿Hay algún otro gran proyecto cociéndose para ponerlo en marcha cuando se logre erradicar la polio?
R.- Ese es el gran reto de Rotary porque acabar con la polio, de alguna manera, ha unido al mundo y ha hecho visible a la entidad. El congreso anual de Rotary del año pasado se celebró en Seúl y lo abrió Ban Ki-moon, lo que se consigue con proyectos de libros, sino que se debe al enorme esfuerzo por la salud mundial que hace Rotary. Entonces, se está buscando trabajar campos como la ceguera, paliar la pobreza a través de la cultura o la alfabetización... no se tiene claro, pero la idea es que no se dedique todo el esfuerzo a una enfermedad sino a varios focos dependiendo de la parte del mundo en la que se trabaje. 


P.-Dice que el proyecto para acabar con la polio ha dado a conocer a Rotary y uno de los objetivos que se marcaba como gobernador es cambiar la imagen de la entidad...
R.-La idea general que se tiene del Rotary es que lo forman los ricos del pueblo que se reúnen a comer o cenar y deciden lo que sea. Pero lo que queremos es transmitir que no somos los más ricos del pueblo, aunque sí queremos ser una fuerza que aporta su conocimiento, su saber y unos valores. 


P.- Al final el objetivo es ayudar a los demás...
R.- El objetivo de Rotary es generar proyectos que ayuden al desarrollo de la comunidad en la que vives. Si ayudas al desarrollo de la comunidad, de alguna manera, elevas su nivel de vida, es posible que su acceso a la sanidad mejore o que lo haga su cultura, y eso cambia la forma de vida de la gente. Queremos cambiar la mente de la gente y por eso también trabajamos mucho con jóvenes con programas de formación en valores para líderes del mañana, pero no líderes en el sentido que da la definición del diccionario, sino líderes del servicio que puedan contribuir a su comunidad. 


P.- En más de 20 años como rotario, ¿qué proyectos le han marcado más?
R.-He participado en muchos proyectos y lo que me ha agradado es que Rotary está allí donde llegue un rotario. Estuve en Honduras, donde trabajaba con una organización que trataba la lepra, y cuando entramos en alguna casa vi un filtro de agua con el sello de Rotary. Se trataba de un proyecto de unos canadienses y me ilusionó ver que teníamos presencia por todo el mundo. También en Honduras, después del paso del Huracán Mitch, Rotary hizo una colonia con casas donde la gente pudo vivir gracias a rotarios españoles. Además, he participado en proyectos para montar vaquerías en Paraguay, hemos llevado libros a la cárcel en Villena... hay muchos pequeños proyectos por todo el mundo donde está presente Rotary. Al final, si te implicas, Rotary te llena y ves que es posible cambiar el mundo. 


P.- También trabajan por la paz...
R.- Es necesario trabajar por la paz porque hay tanta gente que trabaja para la guerra que, de alguna manera, hay que neutralizarlos. No somos la única organización a este lado del río, pero podemos ir haciendo trabajos sincrónicos para lograrlo. El 10 de noviembre hay una reunión de Naciones Unidas con miembros del Rotary Club. Una vez al año ambas entidades se reúnen para asuntos de paz y en esta ocasión el encuentro será en Ginebra. En la reunión se premia a un grupo de personas que llamamos ‘campeones de la paz’ que son gente que han disfrutado de una de las 100 becas que ofrece Rotary cada año en cinco universidades distintas para formarse en cuestiones sobre paz. Luego esa gente trabaja en ONG, como mediadores en conflictos internacionales... y una de esas personas ha trabajado ahora en Colombia con la negociación con las FARC y será premiada en este encuentro. Además, tenemos dos personas de este distrito como candidatas para ver si son elegidas entre los 100 becados para formarse para trabajar po la paz. Ellos son los que después nos ayudan a educar a los jóvenes en los valores y ela paz que, yo creo, que le hace falta al mundo.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados