Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL PUEBLO
Viernes, 27 de octubre de 2017

Rajoy pide al Senado que le autorice a intervenir: “No hay alternativa”

Guardar en Mis Noticias.

Mariano Rajoy ha defendido en el Senado la “excepcional” propuesta para aplicar el artículo 155 de la Constitución que permitirá la intervención de la autonomía catalana, ante una situación “muy grave” cuyas “consecuencias son muy graves también para muchas personas”. El presidente español ha superado así el penúltimo trámite para que este artículo, que no se ha aplicado nunca desde la recuperación de la democracia, se haya efectivo.

Rajoy, que tras la aprobación del Senado, dará luz verde a la intervención en un Consejo de Ministros que podría celebrase esta tarde, ha justificado la medida en el hecho de que “en Catalunya se han ignorado las leyes, se han desconocido, derogado e incumplido”. “Se ha aprobado una nueva legalidad, sin competencia alguna para hacerlo, se ha privado a los miembros de la oposición de ejercer como tal”, ha asegurado el presiente durante su discurso en el Senado. “Es la mayor burla a la democracia, con la excepción del golpe de Estado de 1981”, ha resumido.

 

Además, ha recordado que después de eso “se convocó un referéndum ilegal y se cerró el Parlament”. “¿Qué harían ustedes si eso hubiera sucedido en esta Cámara?”, ha preguntado a los senadores. “Además de haber liquidado la ley e inventarse una nueva legalidad, se ha ignorado al Tribunal Constitucional al que se le niega todo”, ha añadido tras destacar que allí, en Catalunya, “se hace la santa voluntad de los que tienen la mayoría sin que importe nada más”. Para Rajoy, lo ocurrido en los últimos tiempos “ha sido un proceso continuado de decisiones antidemocráticas, se han pisoteado la ley, el Estado de Derecho y el respeto a las minorías”. “Estamos ante una violación palmaria y evidente de la democracia”, ha sentenciado.

 

Tras detallar estos antecedentes, el presidente ha señalado que todo esto “tiene consecuencias”. Ha explicado cómo “se ha roto la convivencia, se han dividido las familias, se han ido las empresas y se ha resentido la inversión con graves consecuencias para el empleo, el crecimiento y el bienestar de los ciudadanos”. “Estamos ante una comunidad autónoma que no respeta las leyes que nos hemos dado entre todos”, ha insistido.

 

Y ha concluido que en cualquier país, en Francia o en Alemania, si sucediese algo así “no habría alternativa: se acudiría a la ley”. Rajoy ha explicado que “por eso hemos puesto en marcha el mecanismo del 155, legal, democrático, aprobado por los españoles y similar al que incluyen las constituciones de otros países”. Después, Rajoy ha leído este breve artículo y ha recordado que el procedimiento lo ha iniciado “cargado de razones”. Ha explicado que podía haber emprendido los trámites con anterioridad y ha reconocido que esperó hasta que el discurso de Carles Puigdemont en el Parlament “fue la gota que colmó el vaso”.

 

En esa ocasión, el presidente de la Generalitat declaró la independencia y la suspendió. Un gesto que no se entendió, por lo que el Gobierno le pidió una aclaración que no llegó. “El Gobierno no puede quedarse impertérrito ante un acontecimiento como éste”, ha relatado el presidente. “Bastaba con mantener los comportamientos propios de cualquier democracia, pero el presidente de la Generalitat no lo hizo”, ha lamentado Rajoy.

 

El presidente español ha recordado también que con su propuesta pretende lograr cuatro objetivos: volver a la legalidad, recuperar la confianza, mantener los altos niveles de crecimiento económico y la recuperación de empleo “seriamente perjudicados” y celebrar elecciones “en una situación de normalidad”. Son las mismas medidas que se aprobaron en el Consejo de Ministros del pasado sábado “porque no ha habido cambios”. “Lo ocurrido ayer no puede ser glosado sin caer en la impiedad”, ha relatado en referencia a los cambios de opinión sobre si convocar elecciones o declarar la independencia que protagonizó Puigdemont a lo largo de la intensa jornada del jueves.

 

Las medidas concretas del 155 pasarán por convocar elecciones lo antes posibles tras cesar a Puigdemont y todos sus consellers, limitar la actividad del Parlament para que no viva un debate de investidura de un nuevo presidente.

 

Rajoy también se ha referido al “diálogo” al que tantas veces ha apelado Puigdemont durante este proceso. “El diálogo se practica mucho en la vida cotidiana y política española”, ha asegurado. “El diálogo tiene dos enemigos: aquel que maltrata las leyes, fruto del diálogo entre todos, y aquel que solo quiere escucharse a sí mismo, el que va a la suya sin escuchar al interlocutor”, ha asegurado. Y ha insistido en que Puigdemont solo le ha invitado a dialogar sobre “los términos de la independencia de Catalunya” tras lamentar que el presidente catalán no haya acudido al Senado para explicar su postura.

 

Por último, el presidente ha denunciado “los embustes y las falsedades” del independentismo que “pueden embaucar a la gente de bien”. “No veo nada bueno en este proceso, quizá lo único es que ha servido para desenmascarar a los mentirosos”, ha concluido.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados