Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

El Pueblo
Sábado, 4 de noviembre de 2017

Ceutíes, con mismos derechos y necesidades

Guardar en Mis Noticias.

La política social es una parte importante dentro del Presupuesto General de la Ciudad, cuyo proyecto se aprobó ayer en el pleno de la Asamblea de forma inicial, pero también supone una de las líneas maestras del discurso político de todas las formaciones que se encuentran representandas en la asamblea ceutí, de ahí que esta cuestión se convierta en uno de los focos de mayor polémica y que siempre de pie a que desde la oposición se reproche al Gobierno que sus esfuerzos en ayudas deberían ser mayores. Y es que, las necesidades suelen ser ilimitadas, más en una ciudad fronteriza como Ceuta con desequilibrios importantes dentro de su población y un nivel de pobreza demasiado elevado. Sin embargo, el presupuesto sí es limitado y de ahí que haya que fijar, inevitablemente prioridades. Porque el presupuesto, además de estar para ayudar a los ciudadanos e impulsar el desarrollo de una ciudad, está para que la administración cumpla con sus responsabilidades. Sin embargo, ese discurso no da votos, mientras que convertirse en Robin Hood es mucho más atractivo. Sin embargo, la línea entre defender a los necesitados y convertirse en demagogo es tan fina que a veces se diluye con el peligro de acabar en un discurso que ahonde en la división. Además, este discurso puede alcanzar derroteros tan peligrosos como el de caer en la victimización de un colectivo olvidando que el grupo de personas desfavorecidas no entiende de color de piel, de estatura, ni de religión. Ayer Caballas habló de diferencias entre musulmanes y el resto de la población, olvidando que los problemas afectan a todos por igual. No se puede victimizar a un colectivo por una cuestión que queda en el ámbito privado de las personas, cuando se pretende que todos seamos ceutíes con los mismos derechos y las mismas responsabilidades. No se puede utilizar un doble rasero a antojo.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados