Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
V. Saura
Viernes, 10 de noviembre de 2017
POLÍTICA

El contrato con Trace se rescindirá en cuanto se defina quién se hará cargo del servicio el día después

Guardar en Mis Noticias.

Hachuel confirma que la "intención última" es acabar con el contrato porque ni el Gobierno ni la propia empresa están satisfechos con el servicio de limpieza que se está prestando

El futuro del contrato de limpieza sigue siendo incierto pero, al menos, ya se tiene la certeza de que este se rescindirá porque, según ha dicho el portavoz del Ejecutivo, ni el Gobierno ni Trace están satisfechos con la calidad del servicio que se está prestando. Jacob Hachuel ha asegurado este viernes que la "intención última" es rescindir el contrato con Trace, pero que esto no se hará hasta que no se defina quién se hará cargo de la limpieza al día siguiente de que se extinga el actual contrato.

 

Las alternativas que hay sobre la mesa, ha insistido Hachuel, son todas menos la municipalización del servicio. Mientras, sobre la posibilidad de que sea Tragsa la que se haga cargo de la limpieza, como así han apuntado desde Caballas, el portavoz ha dicho que está abierta, pero que serán los técnicos quienes lo determinen. Si esta alternativa "suena", ha especificado Hachuel, es porque se podría plantear hacer una encomienda de gestión a Tragsa desde que se rescinda el contrato hasta que se licite uno nuevo. Y es que, según ha apuntado el portavoz, ya se está estudiando la elaboración de un nuevo contrato de limpieza que venga a mejorar el actual. No obstante, Hachuel no ha querido ahondar mucho en la cuestión porque, ha subrayado, supone adelantar en el tiempo hechos que se podrían dar dentro de "año o año y medio".

 

En respuesta a las advertencias de Caballas de que encomendar la limpieza a Tragsa podría suponer igualmente una municipalización del servicio al tratarse de un medio propio de la administración, Hachuel ha señalado que "es sólo una opinión". "No creo que sea tan automático que si se hace una encomienda a Tragsa, los trabajadores pasen a ser funcionarios", ha asegurado el portavoz para señalar que la subrogación de trabajadores "sería lo ideal" pero que es una cuestión que deberán estudiar los técnicos. 

 

"La intención política es proteger los puestos de trabajo", ha apostillado el portavoz del Ejecutivo para añadir a continuación: "Pero nos tenemos que enfrentar a la realidad, que es la que determinarán los técnicos". Hachuel ha recordado que llevan meses negociando con Trace para rescindir el contrato al entender que no se está prestando un servicio de limpieza de calidad, pero que no se hará hasta que no se tenga la certeza jurídica para extinguirlo sin ningún problema colateral. Mientras, ha señalado, el "ambiente" con la empresa que presta el servicio es bueno y se continuarán las negociaciones.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Sábado, 11 de noviembre de 2017 a las 10:24
fito
Lo ideal seria que no huviera tantos enchufados en la administración local

El Pueblo de Ceuta • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados